Ríos Piter insiste en que el INE viola su derecho de audiencia

El aspirante a candidato presidencial independiente aseguró que el sistema está diseñado para dejar en indefensión a los aspirantes a candidatos ciudadanos, quienes no pueden defenderse
Ríos Piter insiste en que INE viola su derecho de audiencia
(Foto: Tomada de Facebook)
16/04/2018
13:28
Carina García
-A +A

CDMX.- El aspirante a candidato presidencial independiente, Armando Ríos Piter, acudió hoy al Instituto Nacional Electoral (INE) a presentar un nuevo escrito para reclamar que no ha podido ejercer a plenitud su derecho de audiencia por “trabas y burocratismo”.

Ríos Píter aseguró que el sistema está diseñado para dejar indefensos a los aspirantes a candidatos ciudadanos, quienes no pueden defenderse, pues, dijo, el INE sólo dio un folio por cada firma de apoyo a su favor, y esto “no ofrece certeza”.

El ex perredista indicó que el pasado jueves “estuvimos desde temprano en las instalaciones del INE, ahí en [calle de] Moneda, para defender cada apoyo, e inexplicablemente la autoridad [electoral] no estaba lista; nos hizo perder un tiempo valiosísimo y nos justificó al decir que la revisión estaba programada de 9 de la mañana a 10 de la noche, así de absurdo”.

La autoridad, señaló Ríos, “se cercioró desde el diseño mismo del sistema que estuviéramos impedidos para cualquier defensa ante ella”.

El aspirante independiente entregó unas memorias USB con videos de cómo intentó revisar firmas la semana pasada.

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó la semana pasada al INE dar derecho de audiencia a Ríos Piter para que se revisaran las 906 mil firmas consideradas inconsistentes por anomalías: 811 mil “simulaciones de credencial”, es decir, la utilización de plantillas que en apariencia de micas emplea datos registrales válidos de ciudadanos; 88 mil 183 fotocopias de credencial y 6 mil 265 documentos no válidos, como tarjetas de presentación y de descuentos otros, a los que se les “plantaron” datos electorales válidos.

De acuerdo con el quejoso, sus firmas son “de carne y hueso”, y el INE se las cambió, pero insisitió en no poder defenderse plenamente porque a cambio de cada firma los aspirantes sólo recibieron un folio como constancia.

El INE ha argumentado que no podía dejar a los aspirantes a candidatos datos como fotografías de credencial de elector, clave de credencial de elector (OCR), firma o nombre de los ciudadanos, pues son datos personales que deben protegerse.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS