Regreso del PRI a Jalisco, un fiasco: aspirante panista a la gubernatura

Hará propuestas claras en seguridad y educación; busca resolver problemas de mandos policiacos
Regreso del PRI a Jalisco, un fiasco: aspirante panista a la gubernatura
Candidato a la gubernatura de Jalisco por el PAN, Miguel Ángel Martínez Espinosa. Foto: PERLA MIRANDA. EL UNIVERSAL
09/04/2018
02:52
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

Convencido de que Jalisco necesita una alternancia política, Miguel Ángel Martínez Espinosa, candidato a la gubernatura del estado por el Partido Acción Nacional (PAN) asegura que él es la mejor opción, puesto que el regreso del PRI “fue un fiasco”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Martínez Espinosa asegura que basará su campaña en propuestas claras en materia de seguridad, educación, combate a la corrupción y desigualdad social. Indica que se olvidará de dimes, diretes y subasta de dádivas, “no prometeré algo que no pueda cumplir”. El aspirante ve su experiencia como una fortaleza, porque se ha desempeñado como secretario de Educación, durante la administración de Emilio González (2007-2013), y como subsecretario de Educación Media Superior, cuando encabezaba la dependencia federal Alonso Lujambio.

¿Jalisco necesita alternancia?

—Sí, por supuesto, esta alternativa ha fracasado, el regreso del PRI ha sido un fiasco en todo sentido, me parece grave este gobierno y amerita un cambio radical. El cambio tiene que ser de un giro completo a la política, no se puede apostar por personajes que se formaron en la misma escuela, es claro que la alternativa distinta somos nosotros.

¿Por qué el PAN sería la opción?

—Porque tengo una clara identificación de los problemas del estado, como la seguridad pública que se le ha ido de las manos al gobernador actual, el resultado es que nos han colocado como tercer lugar a nivel nacional con personas desaparecidas, lo cual me parece sumamente grave porque no hay cosa que lastime más a una familia que la desaparición de un ser querido.

Soy una persona con vocación, tengo experiencia y visión, tengo amor por lo público, sé que puedo hacer mejor las cosas de cómo han venido funcionando.

Las encuestas revelan que el candidato de Movimiento Ciudadano [Enrique Alfaro] está mejor posicionado con el electorado, ¿cómo revertirá esta situación?

Es natural que sea puntero porque es quien más tiempo tiene de campaña, lo que también hay que observar es que su tendencia de aceptación electoral ha disminuido drásticamente y de manera consistente de 2015 a la fecha, es un candidato que concentrará un tercio del electorado, hay dos tercios que son susceptibles de conquista y por esos vamos.

Después de él hay un pequeño grupo de candidatos en el que me encuentro yo, el candidato de Morena y el del PRI, vamos a ver cuál de nosotros despega, estoy seguro que lo haremos nosotros, el PRI no va a crecer más, le pesa demasiado la marca para hacerlo y seguirá el mismo destino que su candidato presidencial.

Mientras que el candidato de Morena [Carlos Lomelí] es quien tiene muchos problemas y cosas que justificar, es el único de los candidatos que ha sido investigado por la DEA en su patrimonio y actividades empresariales, en ese plano no veo un candidato con potencial de crecimiento, en nosotros sí, en medida de que hagamos la tarea, que nos presentemos frente al electorado con una propuesta clara y volvernos a dibujar como una alternativa.

¿A qué se enfrentará en campaña?

—En buena medida a recuperar la confianza de los electores, hay un espíritu de desconfianza de la gente con relación a la política. Conmigo pueden estar seguros de que no hago promesas que no puedo cumplir y que por los espacios de responsabilidad que he cruzado siempre he tratado de construir cosas positivas que resuelvan los problemas de las personas.

¿Cómo resolverá la inseguridad?

—Se debe enfrentar desde el poder público, con la educación, desde el ámbito municipal y federal, hay que aumentar el estado de fuerza, mejorar la coordinación entre estructuras y resolver el problema de los mandos, aquí se han puesto a cargo de las estructuras a personas que no tienen ni competencia, ni capacitación ni preparación para ello.

No basta con lo policial, escucho que algunos dicen que es un tema de educación, sí estuve ahí, pero sólo decir: ‘Hay que apostar a la siguiente generación mientras ésta se pierde’, no es opción, hay que hacer lo que toca en el momento y preparar el futuro, hay que apostarle al tejido social.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS