Reforma de salud, asunto pendiente de candidatos

Especialistas concuerdan en que el sistema universal es una promesa fallida; comentan que es necesario tener un servicio de calidad más que cobertura
Expertos en materia de salud dicen que aunque el gobierno acrecentó su cobertura a 80% de la población, ésta busca por fuera tratar enfermedades. Foto:ARCHIVO EL UNIVERSAL
11/06/2018
04:15
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

En el sector salud existe una “reforma postergada”, en donde la creación de un sistema universal de salud es la gran promesa sin cumplir que deja la actual gestión y uno de los temas que se debe tocar en el próximo debate presidencial, en el que los candidatos deberán explicar cómo harán efectivas sus propuestas, coincidieron ex secretarios de Salud y especialistas en la materia.

Comentaron a EL UNIVERSAL que no se trata de ofrecer una cobertura de seguridad social a toda la población sino de que realmente exista un acceso a servicios de calidad y que el sistema deje de estar dividido y sea desigual, pero, sobretodo, que no se resienta en el bolsillo de los ciudadanos cuando se trata de enfermedades crónicas.

Jaime Sepúlveda Amor, director ejecutivo del Instituto de Ciencias Globales de la Salud de la Universidad de California, y quien se desempeñó como subsecretario de Servicios de Salud durante la gestión de Jesús Kumate, dijo que para lograr la universalización del sistema sanitario, el gasto de bolsillo debe ser mínimo y en el país el porcentaje asciende a 41%.

“Las familias, al no sentirse satisfechas con la atención pública, buscan segundas opiniones para combatir enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión, eso les genera un gasto y no todos podrán pagar costos elevados. Un sistema universal se logra con un gasto de bolsillo de cero, México necesita lograr un mayor financiamiento público y privado, de tal manera que la gente no gaste”, precisó.

José Ángel Córdova Villalobos, miembro de la Academia Nacional de Medicina, coincidió en que a pesar de que la cobertura ha alcanzado 80% entre los habitantes del país, la gente sigue buscando por fuera.

Resaltó que se debe trabajar para que la cobertura sea real y no sólo tener un carnet que avale la derechohabiencia: “Es importante que los ciudadanos puedan llegar a la clínica que más cerca les quede, que los atiendan sin distinción adonde la gente vaya, sea el IMSS, ISSSTE, Seguro Popular o privado y tenga garantía de atención con calidad”.

El investigador en políticas de atención a la salud de la UAM, Gustavo Leal Fernández, dijo que la administración de Enrique Peña Nieto no cumplió con su oferta de universalidad por temor a manifestaciones del gremio médico.

Rodolfo de la Torre, director de Desarrollo Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, reiteró que al término de esta gestión la universalización no se cumplió debido al declive del gasto en el rubro salud.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS