Obispos piden no votar por el “mal menor”

Conferencia del episcopado exhorta a fieles a ir a las urnas; sufragio debe producir gobernantes responsables, señala
Los obispos afirman que México requiere de un gobierno que trabaje con honestidad y ciudadanos participativos que den seguimiento a los procesos. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
20/03/2018
03:19
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

Los obispos integrantes de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) exhortaron a los católicos del país a que en su voto en el proceso electoral del mes de julio, donde se elegirá entre otros al presidente de la República, “se evite a toda costa elegir con base ‘al mal menor’, no dejarnos manipular y mucho menos acudir a las urnas bajo la compra del voto”.

En un comunicado dirigido a la feligresía, la jerarquía católica llamó en todo caso buscar “el bien posible”.

Aseguró que “hacer el 'bien posible' significa impulsar lo que aporte al bien común, a la paz, a la seguridad, a la justicia, al respeto a los derechos humanos, al desarrollo humano integral y a la solidaridad real con los más pobres y excluidos”.

Explicó que en todos los partidos podemos encontrar personas más o menos comprometidas con el bien común, “por ello, es necesario discernir por quién votar. Lo prudente y responsable es buscar para cada puesto de elección popular a la persona más idónea y no dejarnos manipular para que votemos en bloque por un sólo tipo de propuesta, de manera irreflexiva y mucho menos bajo alguna modalidad de compra de sufragio”.

Indica que “el voto de los mexicanos debe producir gobernantes y autoridades responsables y generar una opinión cívica crítica. En el ejercicio ordinario de los funcionarios, nuestro sufragio exige el sano control sobre nuestros políticos en su remuneración y gratificaciones, en los gastos de partidos y publicidad, en los proyectos y obras públicas, en el control de la corrupción, la ilegalidad y la eliminación de arbitrariedades”.

Los obispos afirman que México requiere de un gobierno que trabaje con honestidad y eficacia, de ciudadanos participativos que den seguimiento a los procesos de justicia, fraternidad y paz.

Cuando “los valores fundamentales palidecen, es preciso hacer el esfuerzo de un discernimiento crítico que nos permita optar en conciencia por quienes puedan realizar en lo posible el auténtico bien común”, agregaron.

Pidió orar para que la próxima jornada electoral se lleve a cabo en paz y armonía, y sea el “pueblo real” el que se exprese, a pesar de que en diversas regiones se encuentra “en difíciles circunstancias, sufriendo”.

Sólo participando en la vida cívica y política se puede transformar al país de manera positiva, aseguraron los obispos mexicanos al enviar un mensaje con motivo de las próximas elecciones.

“Participar en la vida cívica y política de nuestras comunidades es una obligación ciudadana y cristiana que no podemos ni debemos obviar. Sólo participando podemos transformar positivamente nuestra nación, en fidelidad a sus orígenes y a su destino histórico”, señalan.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS