“No quiero vivir bajo la sombra de mi padre”, dice Colosio Riojas

Afirma que no necesita la sombra del ex candidato presidencial; creando un Estado de derecho se honrará a Colosio Murrieta, dice
YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL
10/05/2018
02:13
Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected]

Luis Donaldo Colosio Riojas es claro: la única diferencia a lo que han vivido miles de familias en México “es que mi tragedia fue pública. No quiero vivir bajo la sombra de mi padre, llevo la sangre aquí, dentro de mí, no necesito su sombra”.

A 24 años del asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio Murrieta, su hijo se ha convertido en abogado por el Tecnológico de Monterrey, tiene un despacho de consultoría jurídica en temas legislativos, empresariales y contenciosos, el candidato a diputado local de Movimiento Ciudadano por Nuevo León se casó y es padre. Ya tiene 32 años.

Para Luis Donaldo el dolor por la pérdida de sus padres está vivo, pero aclara que uno no puede llorar toda la vida. Se le pregunta si tiene miedo al incursionar en política y advierte: no se puede vivir viendo por encima del hombro; “me rehúso a vivir con miedo”.

Acepta que tiene diferencias con las ideas de su padre. “No voy a ser una secuela de Luis Donaldo Colosio Murrieta”, dice.

En entrevista con EL UNIVERSAL —que incluyó algunas preguntas de más de 2 mil personas que interactuaron— define a los candidatos presidenciales con una palabra: AMLO, perseverante; Anaya, brillante; Meade, honesto; Zavala, buena y Jaime Rodríguez, bronco.

¿En qué no estarías de acuerdo con lo que postulaba tu papá?

—No es que no esté de acuerdo con lo que postulaba. Él construyó y llevó a cabo el proyecto político que era necesario de acuerdo al contexto y las circunstancias de la época. En qué es lo primero y más grande con lo que no estaría de acuerdo con mi papá el día de hoy, supongo que la plataforma política, porque cumplió su ciclo, para bien o para mal.

Mi papá trató de rehabilitarlo lo más que pudo y ahí está el resultado. Quizá depositar confianza en ciertas personas. Lo más cruel de esto es que tendría que tener una buena conversación con mi papá para poder, de primera mano y viva voz, tener diferencias de opinión, pero…

Pero es un hecho que no quieres estar bajo la sombra de tu papá.

—No, no, no, bajo la sombra no, tengo la sangre aquí dentro, no necesito su sombra.

¿Por qué incursionar en política?, habías dicho que no lo harías.

—Era algo que durante mucho años busqué a toda costa evitar, porque tenía muchas razones. Es una carrera ingrata, se maneja con mucho oscurantismo y le ha hecho mucho daño a mi familia y al país, simplemente no me gusta cómo se maneja la política en México.

Hace cuatro años comenzó a darse un cambio radical de paradigma en mi persona cuando me convertí en padre y de la noche a la mañana algo que era sólo mío, me dejó de pertenecer: mi nombre, mi apellido, el prestigio de mi familia y la herencia de mis padres no me pertenece a mí, les pertenece a mis hijos. Me di cuenta de que las mismas razones por las que no me gustaba la política mexicana se convirtieron en mi máxima motivación para entrar.

Pese a lo oscuro decidiste entrar.

—Es un gran oscurantismo, pero necesita luz, trabajo, servicio, voluntad, humildad y si no entramos a la política porque no vemos que hay en ella esas cualidades, entonces dejamos el camino libre a la gente que no quiere aportar esas cualidades. Quiero tomarlo con la mayor responsabilidad y profesionalismo posible.

¿Tienes miedo al incursionar en política?

—No. El miedo que tengo es hacia mí mismo, es más una exigencia de resultados y una gran expectativa que se tiene, ese es mi temor. Un temor por un tema similar al de mi padre, creo que no podemos vivir así, porque sería estar constantemente viendo sobre el hombro, teniendo miedo y eso es agotador, me rehúso a vivir con ese tipo de miedo.

¿Por qué ir con Movimiento Ciudadano?

—Porque en Nuevo León ofrece una opción nueva, donde se busca como candidatos a los mejores perfiles y que sea la meritocracia y no el influyentismo el que defina quiénes son los que ocupan las candidaturas, y por el otro lado esta el tema ideológico. Fuimos asesores externos de Movimiento Ciudadano durante mucho tiempo. En el partido nos han dado ese respeto como profesionistas.

Movimiento Ciudadano va en una alianza con el PRD y el PAN.

—Imagínate, una corriente ideológica de izquierda fuerte, una de derecha fuerte y una de socialdemocracia que está más o menos en medio; tuvieron la madurez humana y política para decir: ‘Vamos a dejar y enterrar nuestros egos, vamos a hacer nuestras diferencias ideológicas a un lado’.

Pero van a tener un punto de quiebre por diferencias en temas cruciales como el aborto o el uso lúdico de marihuana, por ejemplo.

—Estoy completamente de acuerdo, pero esas son diferencias en las ramas. Imagina que el sistema de partidos es un árbol, todos comparten el mismo tronco, pero cada uno ramifica hacia distintas corrientes de ideas, en este momento se deja de pelear por lo que está en la rama y salvar a toda costa ese tronco antes de que se echen a perder las raíces. Eso es lo que significa el Frente.

¿Cómo catalogas a Andrés Manuel López Obrador?

—Es una persona sumamente perseverante que está convencida de un proyecto y no le voy a criticar el convencimiento que tiene sobre su proyecto. Yo creo que a lo largo de la historia de López Obrador se han visto distintas facetas de él mismo.

¿Seguirás la línea política que le costó la vida a tu padre?

—Si por línea política se refiere a ejercer la política con ética a cabalidad, sin importar las consecuencias, sí. Si la pregunta tiene que ver con seguir el tema del priísmo y si quieres llegar forzosamente a la Presidencia, la primera es no y en la segunda es no sé. Pero si es un tema de manejo ético de la profesión, siempre, si no me salgo. Mi nombre y apellido son de mis hijos y no entré a esto para mancharlo.

Tienes 32 años, buscarás una diputación local por mayoría. Me queda claro que quieres pintar tu raya, al menos en la carrera política, de tu papá.

—Sin ser obviamente grosero ni mal agradecido con mi historia, eso sí es muy importante remarcarlo, soy muy hijo de Luis Donaldo y también soy muy hijo de Diana Laura y de eso mucha gente no se da cuenta. Sigo en gran medida su ejemplo, sus valores e historia, estoy muy agradecido y orgulloso, pero también tengo ideas propias y en muchas tampoco estoy de acuerdo con mi papá. Lo que le quiero decir a la gente es que no voy a ser una secuela de Colosio Murrieta, pero jamás voy a dejar de rendirle tributo a través de mi trabajo honesto.

Ha pasado mucho tiempo, pero, ¿en algún momento buscarías reabrir la investigación en torno al asesinato de tu padre?

—No. Lo que me pasó a mí le pasa a mucha gente todos los días y realmente la única diferencia que yo veo es que mi tragedia fue más pública que la de la mayoría de la gente, todo mundo se enteró de lo que me pasó, pero qué injusto es que casi nadie se entera de lo que le pasa a la mayoría de la gente ese mismo tipo de injusticia.

Al menos en nuestro caso se abrió una investigación, fue pública, sumamente enlodada y más manoseada que un barandal del Metro, pero hubo una investigación, para mucha gente ni siquiera hay eso. Las propias instituciones que se dedican a eso no pudieron en el momento, 25 años después qué van a lograr.

Yo prefiero que 25 años después se abran y completen investigaciones profesionales de lo que pasa hoy y que la gente hoy tenga justicia, que esa sea la retribución para mí, que la gente hoy tenga justicia será mi justicia.

¿Por quién votarías para Presidente de la República y por qué?

—Ricardo Anaya. No sólo porque es el candidato de Movimiento Ciudadano, sino del Frente, y ya dije lo que representa éste para México.

¿Un gobierno de coalición es la solución?

—Es un primer avance, es una nueva solución, es algo que no se ha intentado y, sin creer que va a ser la panacea, hay que ser sensatos y prudentes, porque no está en juego cómo le va al equipo, es el futuro de la gente.

Tu padre dijo que él veía un México con hambre y sed de justicia, ¿tú qué México ves?

—Es una frase muy poderosa de mi papá, me encanta y me encantaría que un día dejara de ser cierta. La frase que más me gusta de mi padre, la frase que yo me he apropiado, creo que jamás dejará de ser vigente que es que “el mundo no nos fue heredado por nuestros padres, nos ha sido prestado por nuestros hijos”.

Yo veo un México muy negligente con sus jóvenes y niños, veo un México de intereses muy particulares en detrimento de la nación. Yo creo que hoy México está sumamente ahogado por el odio, el encono y el rencor. Veo que la mayoría que tiene la posibilidad de hacer un cambio genuino es miope, indiferente o responsable.

La gente dice que te equivocaste de partido y que deberías caminar con Morena, ¿qué les dices?

—Yo no puedo criticar a alguien por su forma de pensar, si esa forma de pensar no es igual que la mía. Yo estoy en el partido adecuado, primero porque no estoy afiliado, estoy como un candidato ciudadano haciendo política responsable y Movimiento Ciudadano fue la plataforma que me respetó lo suficiente para ser candidato, sin militancia y sin imposición de línea. No estoy en el partido equivocado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS