No me limitaré a regatear el apoyo privado: Manuel Clouthier

Ser independiente, ventaja en la lucha electoral, dice; en política hay de todo: “Por ejemplo, mi familia”
JAVIER CABRERA. EL UNIVERSAL
19/04/2018
03:34
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
-A +A

[email protected]

En la competencia electoral al Senado, Manuel Clouthier Carrillo, primer diputado federal ciudadano en México, se siente fortalecido. El empresario asegura que no arrastra la sombra negativa de ningún partido. “No me veo obligado a ocultar o minimizar algún logotipo que lo avergüence”.

De corte empresarial, Manuel Clouthier va como candidato independiente por Sinaloa en fórmula con la jurista, Guadalupe Saldaña García; lleva como suplente al empresario gastronómico de sangre japonesa Miguel Taniyama.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el hijo del extinto candidato presidencial (1988) del Partido Acción Nacional, Manuel Clouthier del Rincón El Maquío, reconoce que se metió tarde a la política, pese a que tuvo muchas invitaciones a incorporarse a ella, a la muerte de su padre.

Asegura que siempre estuvieron primero su compromiso de velar por los negocios de su familia y los propios, en las ramas inmobiliaria, agrícola y de medios de comunicación.

Sin embargo, ahora, orgulloso de ser independiente, se siente con ventaja en la competencia electoral rumbo al Senado de la República.

Camino de trabas

Clouthier Carrillo asegura que, en el sur de Sinaloa, activistas voluntarios de su campaña política son víctimas de amagos e intimidación por policías.

“El poder enferma. Son idiotas y poderosos los que pretenden intimidarnos, no entienden que la gente está decidida a correrlos”, enfatiza.

El independiente asegura que renunció a los 2 millones de pesos de financiamiento público que le ofrecieron, pero tiene un litigio con el Instituto Nacional Electoral (INE) por haber fijado a los candidatos sin partido un límite de 900 mil pesos de apoyos privados.

“Yo no me voy a dejar de este tipo de trabas, en las que se busca limitar o regatear los apoyos privados a los independientes”, dice.

El político cree firmemente que las candidaturas independientes son un derecho que se acaba de reconquistar, pues estuvo vigente entre 1918-1949, hasta que el México pos revolucionario “se lo robó”.

No obstante, aclara, cada vez son más los ciudadanos que están descubriendo ese derecho de poder participar, sin necesidad de ser postulado por un partido político.

Clouthier Carrillo, quien presume que uno de sus mayores logros fue no agarrar ningún bono extra como legis-lador federal, considera que en el nuevo escenario político hay de todo.

En ese contexto, como en las familias, expresa, hay de todo. “Ahí está como ejemplo la mía”, dice, sin citar el nombre a sus hermanas, Tatiana y Rebeca, quienes participan en la contienda electoral formando parte de fuerzas políticas distintas.

“Va a haber de todo en las candidaturas independientes”, advierte al tiempo que repite una frase del fundador del PAN, Manuel Gómez Morín: “Que no haya ilusos, para que no haya desilusionados”.

Trayectoria ciudadana

Manuel Clouthier debutó en la política en 2009, lo hizo como diputado federal, postulado como candidato ciudadano por el PAN. Según sus palabras, en la primera discusión en la 61 Legislatura Federal se dio cuenta de sus desventajas.

Su formación académica en Ingeniería Industrial y su inexperiencia en el trabajo legislativo, según cita, lo llevó a buscar un asesor jurídico, el cual se ha convertido en su brazo derecho.

Clouthier Carrillo, no duda que la figura de su padre El Maquío, le abriera las puertas de la política y que el apellido que lleva lo ayude. Sin embargo, precisa: “He sabido qué hacer, para fincar mi propia trayectoria”.

“Todo tiene su tiempo, cuando me sentí listo solté los negocios en forma responsable y pasé su manejo a mi hermano más chico, Ricardo. Lo mismo sucedió conmigo, cuando mi padre entró a la política yo me hice cargo de las empresas familiares”, detalla.

Manuel, quien formó parte del Grupo San Ángel, que se formó en 1994, entre políticos e intelectuales, 21 años después se convirtió en el primer diputado federal electo sin partido. Su hazaña en las urnas, define, fue un mensaje del hartazgo ciudadano.

Asegura que con su triunfo en las elecciones federales de 2015, con 42.45% de los votos emitidos, quedó demostrado que cuando la población en forma abrumadora apoya a un candidato opuesto al PRI, a este partido “no le alcanzan las trampas”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS