Mikel saca a la luz casa de Barrales de 27 mdp; la vendí, revira la perredista

El abanderado priísta asegura que el inmueble cuesta 27 mdp; la perredista responde que desde 2002 no es de su propiedad
Alejandra Barrales dice que Jaime Bonilla le compró la casa original y construyó el nuevo edificio; destaca que cuando se realizó la nueva obra dañaron casas contiguas, por lo que en las denuncias la implicaban y ella acudió a deslindarse (BERENICE F.)
04/04/2018
01:00
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

La candidata de la coalición Por la Ciudad de México al Frente, Alejandra Barrales, omitió en su declaración patrimonial informar la adquisición de un inmueble en Calzada de la Viga con un valor de 27 millones de pesos, acusó el equipo de campaña del abanderado del PRI, Mikel Arriola.

La ex dirigente nacional del PRD respondió que esa propiedad la vendió en 2002 y el único inconveniente es que no se realizó el cambio ante el Registro Público de la Propiedad, pero nada tiene que ver con ella.

La casa, según datos del equipo del candidato del Revolucionario Institucional, se ubica en el Fraccionamiento Ejército Mexicano, en Calzada de la Viga número 1155, manzana 40, lote 11 en la colonia Marte.

Arriola Peñalosa argumentó que esta compra por parte de la ex presidenta nacional del PRD se concretó cuando ella se desempeñaba como sobrecargo, según consta en la escritura pública 65059, con fecha del 27 de abril de 1988, y tiene un costo de 27 millones de pesos.

Además, destaca que la transacción se efectuó ante el notario número 127 y que los vendedores de este terreno para uso habitacional fueron Rodolfo Calderón Guillén y Lidia Ruiz Romero de Calderón.

Al respecto, Alejandra Barrales comentó que el predio de Calzada de la Viga lo adquirió su papá y lo puso a nombre de su mamá, Esperanza Magdaleno; su hermana, María Laura Barrales, y de ella. Pero que el 8 de abril de 2002 la vendieron en un millón 150 mil pesos a Jaime Manuel Bonilla, hoy finado, quien construyó el nuevo edificio.

Precisó que el contrato de compra-venta lo certificó el Juzgado 60 de lo Civil, además de que cuenta con el documento que avala la fecha y la transacción, motivo por el que no podría inscribirlo en su declaración 3de3, pues corría el riesgo de incurrir en un delito.

Incluso, recordó que ese hecho le generó algunos problemas legales, pues durante la construcción del edificio se dañaron casas contiguas, por lo que los propietarios presentaron denuncias en las que la implicaban y tuvo que acudir a los juzgados para deslindarse de toda responsabilidad, dado que no era suya.

Mikel Arriola Peñalosa dio a conocer, además, la existencia de un embargo por orden de autoridad judicial respecto a esta casa.

Detalló que se promovió un embargo sobre el porcentaje que corresponde a Alejandra Barrales, por la cantidad de 12 millones de pesos.

La abanderada de la coalición PAN, PRD y Movimiento Ciudadano dijo que está tranquila sobre este caso y que hará frente a cualquier señalamiento, incluso ofreció presentar los documentos correspondientes que confirmen que el edificio ya no es de su propiedad y, por tanto, no puede incluirlo dentro de sus bienes.

El candidato del PRI ha dicho que le preocupa por sobre todas las cosas la transparencia de los gobernantes, que sean claros; por ejemplo, de dónde le salieron tantas propiedades a Barrales si a lo largo de su vida ha ganado 33 millones de pesos.

Además, ha recalcado que la transparencia versa sobre todos los aspirantes, porque es cuestionable que se tengan expresiones de riqueza como si fueran los dueños de las empresas más grandes de México.

No se trata de una guerra sucia sino de transparencia, ha sostenido en numerosas ocasiones el también ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS