"México no será piñata de ningún gobierno"

Vamos a exigir respeto para los mexicanos, asegura AMLO; no es con muros como se resuelven los problemas, dice
Andrés Manuel López Obrador candidato presidelcial de Morena propuso quitar el fuero al Presidente de la República. Foto: VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL
02/04/2018
02:52
Misael Zavala y Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Ciudad Juárez, Chih.—Desde la frontera norte al arrancar su tercera campaña presidencial, Andrés Manuel López Obrador, candidato por la coalición Juntos Haremos Historia, lanzó un mensaje al presidente de Estados Unidos, Donald Trump: “Ni México ni su pueblo serán piñata de ningún gobierno extranjero”.

Durante su discurso de inicio de campaña, el abanderado de la coalición de Morena-PES-PT adelantó que si resulta ganador de la elección no descarta la posibilidad de convencer a Trump de “su equivocada política exterior y en particular de su despectiva actitud contra los mexicanos”.

“Vamos a ser muy respetuosos del gobierno de Estados Unidos, pero vamos a exigir también respeto a los mexicanos. Ni México ni su pueblo van a ser piñata de ningún gobierno extranjero”, sentenció.

En la Plaza Juárez abarrotada de unas 15 mil personas según cifras de Morena, y arropado por dirigentes, una de sus primeras propuestas lanzadas como candidato presidencial es comprometer una buena relación con EU para poner sobre la mesa el programa de desarrollo para impulsar el crecimiento, generar empleos y bienestar, con la finalidad de enfrentar de manera conjunta las causas que originan la migración, inseguridad y violencia.

“Que se oiga bien y se oiga lejos, no es con muros ni con el uso de la fuerza como se resuelven los problemas sociales ni los asuntos de seguridad. Los problemas se resuelven con desarrollo y bienestar.

“El sueño que me inspira y quiero hacer realidad es que México se convierta en una potencia y que sus habitantes sólo salgan de sus pueblos por gusto y no por necesidad. Entonces, ninguna amenaza, ningún muro, ninguna actitud prepotente de ningún gobierno extranjero podrá impedir que podamos trabajar y ser felices en nuestra querida patria”, afirmó.

Aunque expresó que no está en contra del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), consideró que sería conveniente que la firma de nuevos acuerdos con EU y Canadá se realice luego de las elecciones presidenciales del 1 de julio, para que haya equidad y se busquen consensos para no afectar a sectores productivos de México.

Acompañado por su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, insistió en suspender la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Adelantó que continuarán los acuerdos con aquellas compañías a las que se les han asignado contratos y que haya garantías del gobierno para pagar los bonos que se han emitido y proteger las inversiones de las Afores.

Propuso quitar el fuero al Presidente de la República y que pueda ser juzgado por corrupción. Se comprometió a desterrar la corrupción y la impunidad incluso, anticipó que ninguna persona con antecedentes de enriquecimiento ilícito será invitada a participar en la función pública.

Propuso seis acciones para la frontera norte del país, entre las que destacan reducir el ISR al 20% y el IVA a 8%; recorrer las aduanas hacia el sur hasta 30 kilómetros, además de aumentar el salario mínimo al doble en la franja fronteriza.

Propuso construir dos refinerías en la costa del Golfo de México para dejar de importar gasolina y bajar los precios de los combustibles.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS