Lorena Osornio: mi voz será la diferencia en el próximo debate

La candidata independiente al gobierno de la CDMX se prepara para el día 16; un coach le enseña a modular su voz, darle sentido y fuerza a sus palabras
Tras el primer debate oficial entre los siete aspirantes a la jefatura de Gobierno capitalina, Osornio se sintió desilusionada por su desempeño, pues “perdió la oportunidad de venderse como una opción de gobierno”. Foto: FOTOS: YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL
05/05/2018
01:25
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

Lorena Osornio, candidata independiente a la jefatura de Gobierno, ya no quiere titubear; quiere expresar claramente sus ideas y para ello toma clases de locución con miras al segundo debate por la CDMX.

Tras su participación en el primer encuentro oficial, Osornio se decepcionó, sintió frustración al haber perdido la oportunidad “de venderse” como una alternativa de Gobierno diferente ante los ciudadanos.

“Tenía las ideas en mi cabeza, en mi corazón, y no pude expresarme. Fue frustrante no hacerlo bien”, dijo la primera candidata independiente a la jefatura de Gobierno.

Después del traspié, Lorena buscó restituir su imagen mediante la voz con un entrenamiento diario de locución con un coach que le muestra técnicas para ejecutar el proceso de habla de manera cognitiva.

A través del método personal branding, también conocido como lenguaje de negocios, el locutor Jonás Hernández mostró a la candidata cómo dar entonación a las palabras y utilizar la escala tonal para manejar diferentes volúmenes de voz.

“Este lenguaje va a permitir que a la gente le quede perfectamente claro el mensaje. Cuando uno habla genera estímulos; antes de hablar nuestra corporalidad ya está vendiendo algo y nos está diciendo algo. Primero sientes, después proyectas y luego hablas, pero si tú no sientes el empoderamiento, no te va a salir.

“El lenguaje de negocios es como los desastres naturales: es con poder, contundencia y sin piedad”, dijo.

La clase. Javier Caballero es un instructor que muestra cómo respirar, controlar los nervios, aumentar el estado de alerta, mejorar la dicción, entonación y proyección de voz.

La clase inició con una técnica que cosiste en aventar vaho para calentar, pulir y limpiar las cuerdas vocales de contaminantes y bacterias. Luego se hacen ejercicios para fortalecer músculos de la cara y lengua.

En seguida, Lorena comenzó a pronunciar un discurso, que es una crítica contra los partidos políticos. Aunque se equivocó, su coach, Jonás Hernández, no la interrumpió. Él prefirió seguir escuchando, pues, dijo, es parte del proceso de aprendizaje de hablar en público.

Comentó que el coaching es científico, pues el aprendiz, que en este caso es la candidata, emula inconscientemente su forma de hablar.

“Cuando voy como su personal coach a sus eventos, en el momento en que me ve, mi cara le refleja que tiene que hablarme fuerte. Es una alineación que hacemos”, dijo.

Todo el entrenamiento está destinado para que Lorena Osornio cree una imagen de manera orgánica y que no sea un simple producto.

A dos semanas de haber iniciado su entrenamiento, la candidata independiente consideró que ha visto resultados. Dijo que habla y conversa mejor, y siente más confianza a la hora de expresar sus ideas.

Comentó que, a diferencia del primer encuentro entre candidatos, en el debate organizado por EL UNIVERSAL se sintió más segura cuando habló de sus propuestas.

Dijo que el entrenamiento de voz “es muy caro”, no quiso especificar el costo, no obstante, aseguró ella lo paga con sus propios recursos.

“Sé que nos faltan muchas cosas pero sigo trabajando, sigo estando presente aquí casi todos los días, para elevar el nivel. Mi voz y mi forma de hablar van a ser la diferencia en el próximo debate”, prometió.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS