"Limpio la sangre, para que se nos borre un poco los que pasó", dicen en Taretan

Alejandro Chávez Zavala, alcalde con licencia y candidato en busca de la reelección por el municipio de Taretan, Michoacán fue atacado mientras realizaba un recorrido de campaña casa por casa; no llevaba escoltas
Alejandro Chávez Zavala, alcalde con licencia, buscaba la reelección por el municipio de Taretan. Foto: Sacada de Facebook
Alejandro Chávez Zavala, alcalde con licencia, buscaba la reelección por el municipio de Taretan. Foto: Sacada de Facebook
15/06/2018
11:53
Carlos Arrieta / Corresponsal
Taretan, Michoacán
-A +A

La señora Rita, limpia el portón principal de su casa, estructura metálica blanca con siete impactos de bala de grueso calibre y que se tiñó de sangre, donde fue atacado a tiros Alejandro Chávez Zavala, alcalde con licencia y candidato en busca de la reelección por el municipio de Taretan, Michoacán; su esposa también resultó lesionada.

Como consecuencia de ese atentado,  el aspirante de la coalición “Por Michoacán al Frente”, conformada por PAN-PRD-MC, perdió la vida al recibir dos impactos de bala: uno en el hombro y otro de trayectoria con entrada en el musco y salida en la ingle.

El ataque a Chávez Zavala fue perpetrado por sujetos armados desde una camioneta en movimiento, mientras hacía un recorrido de campaña casa por casa en la comunidad de La Florida de la tenencia de Tomendán, municipio de Taretan

Alejandro Chávez, iba a la mitad de su recorrido en ese lugar localizado en los límites de la Tierra Fría y Caliente de la entidad, a 101 kilómetros de la capital michoacana, cuando fue sorprendido por un ataque armado. No llevaba escoltas.

“Él (Alejandro Chávez) quiso pasarse por acá; aquí lo encontraron. Se pasaron a casa los balazos; tres se fueron para allá y los demás se los echaron a él. Cayeron o se refregaron ahí (portón) porque la esposa también estaba herida”, narró la habitante del domicilio donde a las afueras fue baleado el candidato.

Uno de los cristales de su casa también tiene las marcas de las furiosas balas de AK-47, a pesar de que está hasta la parte trasera del domicilio; un tiro más se impactó en la pared de su habitación.

La señora de edad avanzada, describió, que el candidato y su esposa, quedaron tendidos en la puerta principal de su domicilio ubicado sobre la calle Jalisco. Rita, con nerviosismo lo limpia, porque busca que de esa forma se borre “un poco” lo que vivieron.

Lava el grande portón blanco y remueve la tierra del principal acceso a su casa, ya que platica que no quiere ver más sangre que los niños que por ahí pasan se queden con esa imagen fatídica de violencia, por curiosos.

Otros testigos del lugar, refieren que el ataque también generó pánico entre los habitantes, pues se registró justo frente al kínder “Venustiano Carranza”, por lo que madres, padres de familia y niños, corrieron a resguardarse entre gritos y llantos, a resguardarse de las balas.

Una más de las vecinas, narró que a pesar de que de inmediato pidieron apoyo de una ambulancia y seguridad al ver al candidato tirado en el piso y que se desangraba, junto con su esposa, la ayuda tardó una hora en llegar.

“Fue algo muy impactante y muy difícil de creer, porque todos estábamos en nuestras labores cuando pasó y más por los gritos de los vecinos”, describió la joven mujer que prefirió el anonimato.

Recordó que minutos antes del atentado, Alejandro Chávez Zavala había pasado a su casa para saludar a su familia y pedir el voto. Enseguida, mencionó, se escucharon los disparos que los alertaron de que algo grave había pasado.

Más tarde, previo a la llegada del cuerpo del aspirante a la casa que lo vio nacer, ubicada sobre la calle Aldama del centro de Taretan, José Antonio Alfaro Martínez, sobrino y una de las personas más cercanas a la víctima, reveló que su tío no había recibido amenazas.

“Era una persona cariñosa, amable. Yo desde niño crecí con él; él fue como mi padre. No se vale lo que le hicieron y era una persona muy querida aquí en Taretan”, expresó entre llanto.

Alejandro Chávez regresó a su casa de la calle Aldama que lo vio nacer, pero ya sin vida.

Al grito de justicia, el ataúd era escoltado por cientos de habitantes del municipio, amigos de la familia y empleados del ayuntamiento, por las principales calles de Taretan, donde este viernes le rendirán un homenaje.

El cuerpo de Alejandro Chávez, quien dejó tres hijas, es velado en esa casa donde su madre y demás seres queridos le lloran imparablemente. Por la tarde le harán una misa de cuerpo presente y después, le darán el último adiós en el panteón municipal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS