Lamenta obispo que Marichuy aún no alcance umbral de firmas para candidatura

Felipe Arismendi, obispo saliente de San Cristóbal de las Casas, reconoció que le sorprendió la decisión del EZLN de participar en el proceso electoral del 2018
31/12/2017
17:41
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis.
-A +A

El obispo saliente  de San Cristóbal de las Casas Felipe Arizmendi Esquivel lamentó que por ahora la aspirante indígena  a la candidatura  a la presidencia de la República, María de Jesús Patricio Martínez,  no reúna las firmas necesarias exigidas por la autoridad federal electoral para su registro  hacia la contienda en 2018.
 
El prelado dijo  que “para el  momento, parece que todavía doña Marichuy no alcanzará lo que se le pide, pero son decisiones de la ciudadanía”, aunque prefirió no opinar sobre la representante de los pueblos originarios en el país, porque corresponde a la sociedad  hacerlo, argumentó.
 
Por ahora, Marichuy, que es promovida por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Congreso Nacional Indígena (CNI), junta  127 mil 819 firmas ciudadanas, de acuerdo con el último reporte del Instituto Nacional Electoral (INE).
 
El obispo, quien el próximo 4 de enero entregará la titularidad de la diócesis, después  de 26 años de servicio en Chiapas, a su relevo Rodrigo Aguilar Martínez, dijo que  le sorprendió la decisión del EZLN de participar en el proceso electoral del 2018, cuando el grupo rebelde  se había opuesto al sistema político-electoral mexicano.
 
Al conmemorarse el próximo 1 de enero  24 años del levantamiento armado zapatista, Arizmendi Esquivel resaltó, sin  embargo,  que el recurso armado fue superado  para evolucionar en   un movimiento político-social.
 
Sobre esa decisión, el religioso, destacó que el grupo asumió que vieron que las armas no era  la vía que México desea; “después ha sido un movimiento social-político para luchar por los derechos de los pueblos, de los indígenas primordialmente”.
 
Así que, al tratarse de una lucha política y social “tiene todos los derechos de poderlo hacer”, enfatizó.
 
A unos días de que  se retire del estado, Felipe Arizmendi, lamentó la falta de medicamentos en hospitales e infraestructura educativa,  y la prevalencia de  conflictos sociales, como el de Chalchihuitán y Chenalhó, que causó el desplazamiento de miles de tzotziles.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS