"Gobernabilidad sin garrote, el logro"

La inclusión y el diálogo fueron la clave, asegura; advierte que falta paridad de género en gabinete
Candidata virtual de MC al Senado, Patricia Mercado Castro. Foto: LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL
27/02/2018
01:15
Johana Robles
-A +A

[email protected]

A cuatro días de haber renunciado al gabinete de Miguel Ángel Mancera para enfocarse en su candidatura al Senado de la República por Movimiento Ciudadano, Patricia Mercado asegura que el reto que tuvo los últimos tres años fue trabajar con la pluralidad que existe en la Ciudad de México para garantizar la gobernabilidad.

“Lograr la gobernabilidad sin el garrote y hacerlo con la palabra, la inclusión y el diálogo fue uno de los aprendizajes más importantes de este gobierno y espero que siga así. Somos plurales y diferentes en la convivencia política”, argumenta. 

En entrevista con EL UNIVERSAL, asegura que dejó una dependencia abierta, donde todos son escuchados, sobre las organizaciones de la sociedad civil y en el ámbito político, dice, con los delegados hubo “piso parejo”, con PRD, Morena, PAN y PRI. 

Se le pregunta si la ciudadanía está menos enojada con el actual Gobierno y Mercado responde que “hay muchas diferencias con la administración”, pero acota que se avanzó en varias tareas, como poner un alto a los abusos de los desarrollos inmobiliarios con los derribos de pisos que se construyeron de forma irregular. 

Mercado apunta que los habitantes de la Ciudad de México están informados, conocen sus derechos y no se conforman con cualquier cosa.

“No podemos decir que toda la sociedad está enojada, algunas están menos, algunas siguen [con sus demandas]”. Ejemplifica que se logró modificar el proyecto, a petición de vecinos, del doble túnel de Mixcoac o la cancelación del proyecto del Corredor Cultural Chapultepec. 

Al hacer balance, la ex candidata presidencial reconoce pendientes como es el derecho del porvenir, como llama al proceso de reinserción social de los presos. “El derecho de la reinserción no era un tema o causa que yo enarbolara, pero me parece que uno de los problemas más importantes del país y de la Ciudad de México es la seguridad e inseguridad y el sistema penitenciario”, expone.

Mercado dice que hay que avanzar en este campo para lograr que haya opciones para quienes cumplen una condena por cometer un delito. En su gestión, destaca, fortaleció el Instituto de Reinserción Social con personal capacitado y presupuesto de 10 millones de pesos, pero expone que se debe trabajar para que esa comunidad interna deje de tener contacto con el exterior de “una mala manera” y reconocer qué hay “aspectos de corrupción” por atender. 

“Yo tenía mando”
Patricia Mercado es la segunda secretaria de Gobierno que ha habido en la Ciudad de México, la primera fue Rosario Robles. En entrevista, asegura que no enfrentó problemas por ser una mujer que ocupa la Secretaría de Gobierno e insiste en que los integrantes del gabinete, en su mayoría hombres, nunca la tomaron a la ligera y la apoyaban en los temas que se tenían que resolver. 

“Es un lugar muy masculino, pero yo tenía mucho mando. En este Gobierno, con estos secretarios y gabinete, puedo decir que me apoyaron y pude resolver de forma democrática (...) había diferencias por el problema, no por las personas”, rememoró. 

Aunque admite que todavía hay un pendiente de paridad de género en la integración del gabinete. 

Comenta que desde su posición pudo incluir temas que trabajo desde la sociedad civil, como el de las mujeres. Explica que todavía está pendiente la discusión de la activación de la alerta de género, pues hay organizaciones que piden activarla y otros que haya más acciones del Gobierno para evitar feminicidios y violencia de género. 

En este punto, Mercado dice que el tema lo está analizando la Secretaría de Gobernación, para determinar si hay acciones por aplicar desde la administración capitalina. 

Sobre su equipo, Mercado expone que se entendió muy bien con Guillermo Orozco, subsecretario de Gobierno, a quien califica como un funcionario institucional y ambos siguieron la línea que marcó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, de escuchar a todos los grupos y con el diálogo llegar a acuerdos para resolver los problemas. 

Menos marchas 
La disminución del número de marchas y movilizaciones en la Ciudad de México, Mercado no sólo las atribuye a que se diálogo más con las organizaciones y con el gobierno federal, sino que las administraciones delegacionales se metieron a territorio, porque ante la pluralidad y diversidad política qué hay en la capital si no se atienden los problemas está en riesgo retener el Gobierno en la próxima elección. 

“La pluralidad hizo que el gobierno delegacional se metieran y le respondieran a la gente, eso te rebaja (...) un asunto de agua, de vialidades, el gobierno delegacional puede responder”, comentó la es secretaria.

Bajo esa lógica, Patricia Mercado Castro pone énfasis en que: “No podemos tomar decisiones sin escuchar a la sociedad, sino escuchamos posiblemente podemos equivocarnos en las acciones de gobierno, en política pública. Somos responsables si se hizo bien o no. Un gobierno que se equivoca, en la siguiente elección ahí te ves”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS