En Veracruz van por el voto entre trotes, baile y botarga

Aspirantes a la gubernatura comienzan proselitismo; July Sheridan (NA) acusa a los Yunes de ser “hijos de papi”
El candidato de Morena, Cuitláhuac García, se disponía a iniciar una carrera de 4 km cuando fue sorprendido por unas botargas con parecido al ex presidente venezolano Hugo Chávez, a las que la gente abucheó y acusó de “provocadores”.
30/04/2018
02:59
Pedro Villa y Caña y Édgar Ávila
-A +A

Xalapa.— Son 7:00 de la mañana, Cuitláhuac García, candidato a gobernador por la coalición Juntos Haremos Historia, se prepara, mueve la pierna izquierda y derecha para calentar e iniciar una carrera de cuatro kilómetros en Xalapa como primer acto en su segunda campaña electoral. Madruga para atraer el voto de más de cinco millones de personas que conforman el padrón de la entidad.

Apenas sale el sol. Acompaña al aspirante la medallista olímpica Ana Gabriela Guervara, quien es abordada por docenas de personas que quieren una selfie. Está a punto de iniciar la carrera. Sin embargo, llegan cuatro botargas con parecido al ex presidente venezolano Hugo Chávez. Los hombres que están dentro de ellas portan aparatos de comunicación. Alguien les ordena qué hacer.

arranque_de_campana_miguel_yunes_marquez_59824333.jpg
 

La gente los abuchea y les piden que se vayan. “Son unos provocadores”, “Son enviados de Yunes”, aseguran. Cuitláhuac no se inmuta ante el hecho y corre los cuatro kilómetros, al pasar la meta alza las manos como forma de victoria. Si en 2016 se llevó la medalla de bronce, ahora quiere la de oro.

“Llegó el cambio”. Un par de horas después, en Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, de la coalición Por México al Frente, inicia su campaña, en un auditorio lleno de simpatizantes, con una conferencia de prensa, donde asegura que con su papá, el actual gobernador, “el cambio en Veracruz llegó para quedarse y las cosas empezaron a cambiar”.

Acompañado de su esposa y tres hijos, “ChiquiYunes”, como lo llama una canción promocional a ritmo de reggaetón que suena afuera del salón, afirma que en los 17 meses de gubernatura de su padre se atendió la “emergencia”, pero promete que en los próximos seis años “vendrá la transformación profunda de Veracruz”.

El otro Yunes. A 200 kilómetros de ahí, en un campo deportivo de Perote, Luis Yunes Zorrilla inicia su acto de campaña al lado de cientos de simpatizantes de la alianza PRI-PVEM. Arropado por los principales liderazgo de su partido y donde destaca la presencia de Enrique Ochoa, presidente nacional del PRI, y Carlos Romero Deschamps, líder petrolero que con efusividad lo abraza.

A las faldas del Cofre de Perote, la octava montaña más alta de México, Yunes Zorrilla afirma que a 17 meses de la llegada del “cambio”, sólo se ha retrocedido en Veracruz.

arranque_de_campana_miguel_yunes_marquez_59824346.jpg
 

“El gobierno ya cambió, pero ese discurso que señalaba de manera insistente y con toda vehemencia que todos los males del presente se escudaban en el pasado se quedaron sin argumentos”, comenta mientras el frío comienza a sentirse.

Mientras en Minatitlán, al sur del estado, July Sheridan, aspirante por Nueva Alianza, realiza recorridos casa por casa en el poblado que la vio nacer y donde asegura que a diferencia de los otros tres aspirantes que estarán con ella en la boleta, “ellos han sido los hijos de papi y sobre todo, uno de ellos, títere de “ya saben quién”.

Así inició la campaña en uno de los estados más importantes del país, y cuyo resultado se sabrá en 60 días.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS