Elecciones generarán conflicto social: ONU

Pueden aumentar riesgos para defensores de derechos, dice; encabeza reconocimiento en San Salvador Atenco
Jan Jarab, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (centro), se reunió con integrantes de organizaciones en defensa de la tierra y el agua en la explanada del municipio de San Salvador Atenco. (SAÚL LÓPEZ. CUARTOSCURO)
09/02/2018
03:34
Dennis A. García
-A +A

[email protected]

El representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, dijo que las elecciones de 2018 generarán, por la coyuntura política, un aumento de “conflictividad social, que a su vez podrían provocar un aumento del riesgo que enfrentan quienes defienden los derechos humanos”.

Al participar en el reconocimiento a defensores de derechos humanos en San Salvador Atenco, organizado por el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, Jan Jarab indicó que se suma al llamado de los relatores de libertad de expresión para tener una respuesta específica a las circunstancias que viven los defensores.

Planteó que “México y sus habitantes merecen un sistema de procuración de justicia que funcione y brinde garantías de no repetición del delito y de las violaciones de derechos humanos.

“Sabemos que ante un contexto tan desafiante no existen soluciones mágicas. Pero es posible construir un Estado de derecho basado en el respeto a los derechos humanos. Un modelo ciudadano que reconozca a las personas defensoras como interlocutores expertos y comprometidos con el avance plural y democrático”.

Dijo que los familiares de personas desaparecidas se han convertido en personas defensoras de derechos humanos “cuando se enfrentan a uno de los fenómenos más dramáticos que vive México hoy”.

Desprestigio de defensores. Recordó que se sigue estigmatizando y desprestigiando a quienes ejercen la labor de defensa de los derechos y a quienes critican los poderes políticos y económicos.

Si bien destacó que hay avances legislativos, el funcionario de la ONU enfatizó que las amenazas a los defensores continúan: “Urge contrarrestar la vieja, pero todavía muy fuerte tendencia de estigmatizar y desprestigiar a quienes ejercen la labor de defensa, quienes critican a los poderes políticos y económicos”, comentó Jan Jarab.

Explicó que los dos principales avances legislativos en derechos humanos en 2017 fueron las leyes generales sobre tortura y desapariciones en las que tuvo mucho que ver el trabajo de los defensores.

Comentó que el año pasado, tres relatores especiales hicieron una visita oficial a México para conocer la situación de defensores de derechos humanos y evaluar las condiciones en que realizan su labor.

“Los tres expertos coincidieron al reconocer que se han registro esfuerzos e incluso algunos avances en materia de derechos humanos, pero también al destacar que quienes defienden los derechos humanos frecuentemente se enfrentan a obstáculos, descalificaciones, amenazas, agresiones y criminalización”, dijo.

Jan Jarab resaltó que observa como los defensores son a menudo desprestigiados y obstaculizados en su labor, siendo incluso víctimas de represalias. En este año que apenas empieza, Carlos Rodríguez, Lupita Campanur y Pamela Montenegro pagaron su valentía con su vida, y Agustín Silva sigue desaparecido”.

Subrayó que no sólo sus voces se han acallado: “Se dan muchos tipos de ataques: amenazas, acoso judicial, difamación, criminalización, despojo, daño y agresiones”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS