Combate a corrupción e inseguridad, armas de presidenciables

Buscan acabar con la opacidad, freno a la inseguridad, repunte económico y apoyar a sectores no favorecidos son parte de las ideas que propusieron aspirantes en precampaña
Foto: Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade. (Archivo / EL UNIVERSAL)
11/02/2018
03:00
Ariadna garcía, Horacio JIménez y Misael Zavala
-A +A

Los tres precandidatos a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya y José Antonio Meade, han centrado sus propuestas en temas como acabar con la corrupción, combate a la inseguridad y el repunte económico, con énfasis en el empleo. Durante el periodo de precampaña, que inició el 14 de diciembre y culmina hoy, los aspirantes ofrecieron propuestas que centraron en estos tópicos para ganar el voto de la militancia.

AMLO quiere ahorrar en corrupción

Andrés Manuel López Obrador, precandidato de la coalición Juntos Haremos Historia, que integran Morena, PES y PT, ha tomado como bandera la lucha contra la corrupción, con la cual planea ahorrar hasta 500 mil millones de pesos y destinarlos al desarrollo social. En su precampaña, durante los recorridos por el país, ha declarado que la esencia de su proyecto es erradicar y desterrar la corrupción en menos de seis años.

En su proyecto 2018-2024, propone vigilar estrictamente a cualquier actor privado que realice tareas gubernamentales o reciba recursos públicos, así como establecer tipos penales especiales por opacidad, simulación o colusión y elaborar un padrón público de contratistas sancionados o incumplidos.

Otros puntos de su plan anticorrupción son quitar el fuero al Presidente y hacer obligatorias las declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal para todo servidor público.

Según las cifras de López Obrador, cortar de tajo la corrupción significaría un ahorro de 500 mil millones de pesos y se sumaría a otros 500 mil millones por privilegios de altos funcionarios como los seguros médicos privados y las cajas de ahorro. Con tal ahorro, el precandidato alista una serie de beneficios para el campo, adultos mayores y jóvenes.

En materia de seguridad, propone unificar a las policías en una guardia nacional y asumir el control como jefe supremo de las Fuerzas Armadas. En este rubro, una de sus apuestas más polémicas ha sido la amnistía a infractores que opten por su readaptación, previo diálogo con familiares de víctimas.

Entre los temas más aplaudidos en sus discursos destacan vender el avión presidencial que, según sus cifras, costó 7 mil 500 millones de pesos; cancelar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; ocupar los terrenos para oficinas públicas; no aumentar impuestos e incluso no cobrar Impuesto al Valor Agregado (IVA) en alimentos y medicinas; eliminar las pensiones a los ex presidentes y no aumentar la deuda pública.

Además, ha declarado abiertamente que de ganar las elecciones del 1 de julio, no vivirá en Los Pinos y el lugar pasará a ser parte del atractivo turístico, abierto al público del bosque de Chapultepec. El tabasqueño vivirá, según su plan, en una casa rentada en Tlalpan y despachará en Palacio Nacional.

Otra de sus propuestas más relevantes y dirigidas al electorado joven es la denominada Jóvenes Construyendo el Futuro (o “becarios sí, sicarios no”), que busca dar 300 mil becas a 2 mil 400 jóvenes de preparatoria y universidad, así como 100% de inscripción a todos los jóvenes que quieran ingresar a nivel superior y eliminar los exámenes de admisión para universidades públicas.

A jóvenes aprendices en empresas y talleres se les pagará 3 mil 600 pesos al mes, lo que significa dar apoyos a 2 millones 300 mil jóvenes que no estudian ni trabajan. La propuesta significaría un presupuesto de 110 mil millones de pesos al año.

Para conseguir el voto de los adultos mayores, López Obrador se ha comprometido a homologar las pensiones al sector. En todos los estados recibirán el doble de lo que reciben actualmente y será universal, aun cuando cuenten con pensión del ISSSTE o el IMSS.

Para el sector magisterial, promete que de llegar a la Presidencia de la República, cancelará la reforma educativa. Incluso, ha prometido aumentar el salario a los maestros y que haya unidad a través de un plan educativo que los incluya.

Si bien no ha hablado de cancelar la reforma energética, para el sector, López Obrador ha propuesto la autosuficiencia de gas, gasolinas y luz, a través de la reactivación de las seis refinerías y la construcción de dos más. Con esto asegura que no habría más gasolinazos.

Contra corruptelas: Anaya

Ricardo Anaya Cortés, precandidato a la Presidencia de la República por la coalición Por México al Frente, ha basado su campaña en un decálogo de propuestas, en el cual también se encuentra el dicurso contra la corrupción.

Anaya Cortés buscará acabar con la corrupción, “el principal problema y cáncer que tiene nuestro país”, porque al detectar estos actos disminuyen las inversiones, el crecimiento económico y la generación de empleos.

En ese rubro, Anaya ha planteado la opción de darle completa independencia al Poder Legislativo para la elección de los fiscales General de la Nación y Anticorrupción, que están pendientes desde hace varios periodos ordinarios en el Congreso. Su planteamiento tiene que ver con que las organizaciones de la sociedad civil participen en este proceso y ya no haya fiscales que le cuiden las espaldas a los gobernantes en turno.

El panista también basa su plan de gobierno en cambiar de régimen e implementar una administración en coalición. Una de sus principales propuestas de campaña, la cual intenta describir apoyado en intelectuales económicos de diferentes partes del mundo, es la idea de entregar a cada uno de los mexicanos una determinada cantidad de dinero: el Ingreso Básico Universal, para el cual la única condición es ser mexicano.

Esta propuesta la expone en su discurso de manera independiente y explica que el Ingreso Básico Universal se debe implementar, ya que los cambios por la automatización y la robotización provocarán que muchos empleados se queden sin trabajo en muchos países que no están preparados para estas modificaciones globales.

Además de las exposiciones aisladas que plantea Ricardo Anaya en sus intervenciones, explica prioridades en distintos ejes como la educación, erradicar la pobreza, crecimiento económico y recuperar la paz y la tranquilidad para los mexicanos.

Una de las propuestas que más le ovacionan los militantes que lo acompañan, sobre todo en estados con altos índices de violencia, es cambiar la estrategia del combate al crimen, con mayor inteligencia y menos balas.

Además, durante las últimas dos semanas, Anaya adelantó que una de sus primeras acciones en caso de llegar a la Presidencia, será decirle, en su propio idioma al presidente estadounidense, Donald Trump, que México no va a pagar un solo centavo de su muro fronterizo. Además, Anaya asegura que buscará recuperar la dignidad de México ante el mundo y que nuestro país jamás volverá a ser “tapete” de Estados Unidos.

Defensa del aeropuerto: Meade

El precandidato de la coalición Todos por México, que integran PRI, PVEM y Nueva Alianza, José Antonio Meade, también busca acabar con la corrupción. En dos meses de precampaña presidencial, ha expuesto propuestas en la materia para atraer el voto.

n-c2-adelanto_5_piso_2017-21_drupal_main_image.var_1518334894.jpg
Foto: Uno de los principales temas de divergencia es el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, especialmente para Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade.
 

Meade pretende que en el Congreso de la Unión se presente una iniciativa para modificar legislaciones, a fin de permitir incautar bienes a quienes comentan este ilícito. Con esto busca confiscar el dinero, propiedades y posesiones de corruptos; penas máximas carcelarias, así como certificación obligatoria del patrimonio de los funcionarios.

Además, está el tema de seguridad total, con el que quiere combatir el crimen organizado “sin tregua a los delincuentes”. A estos criminales pretende confiscarles dinero, bienes y armas, y plantea que el castigo para quien comete el mismo crimen en todo al país se homologue, a partir de definir los delitos de la misma forma en un nuevo Código Penal.

Pretende instaurar un sistema de denuncia electrónica en todos los ministerios públicos, y —entre otros— también homologar las instituciones encargadas de perseguir los delitos y castigarlos, con personal más capacitado y los mismos estándares de calidad.

Meade Kuribreña llama a crear una “gran policía”, con oficiales entrenados, protegidos y muy bien pagados, para que puedan combatir a la delincuencia.

El ex funcionario federal dio a conocer una propuesta de igualdad de género sustantiva, con la cual busca dar crédito a la palabra de las mujeres para que puedan ser independientes; darles apoyo en materia de desarrollo profesional, así como tiempo completo en guarderías, estancias infantiles y primarias; igualar el salario entre géneros, así como dar seguridad social a trabajadoras del hogar.

Con ello, expone otra propuesta, habría cero carencias, al aumentar la inclusión y la equidad para el desarrollo. Meade busca crear un padrón único de beneficiarios para ser más efectivos en la selección y entrega de los programas sociales; quitar a los intermediarios en la política social; dar atención integral a receptores de programas sociales y asegurar que nadie nazca en pobreza extrema.

En enseñanza, apuesta por una de excelencia y cobertura universal en educación media superior; incrementar de manera real y significativa el salario de los maestros e invertir más en ciencia y tecnología.

En materia de salud, propone fortalecer el Seguro Popular; tener clínicas al cien; transitar del sistema curativo al preventivo, así como mejorar el sistema y atención, cuidado y seguimiento a pacientes.

En materia de fortalecimiento de la economía familiar, señala que se requiere: estabilidad y finanzas públicas sanas, un México como plataforma logística global, mayores niveles de competitividad, apoyo a emprendedores, y mayor inclusión.

Otra propuesta es la reconversión del viejo Aeropuerto de la Ciudad de México, con lo que pretende generar 450 mil empleos en la zona oriente del Valle de México, mejorar la conectividad de la capital del país con el nuevo aeropuerto y, entre otros, recuperar el patrimonio ambiental.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS