“Círculo de Anaya tiene una doble moral”

“Se dicen perseguidos, pero gente como Creel hizo lo mismo con AMLO ”. Macedo de la Concha, padre jurídico del proceso; Fox, el orquestador, dice
Ex panista y precandidato de Morena a la alcaldía de Benito Juárez, Fadlala Akabani. (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
26/03/2018
03:20
Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

Panistas en el equipo de Ricardo Anaya, como Santiago Creel, operaron en 2004 el desafuero de Andrés Manuel López Obrador, orquestado por Vicente Fox para descarrilar al tabasqueño, afirma Fadlala Akabani.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el ex delegado de Benito Juárez, hoy precandidato de Morena a esa misma alcaldía, asegura: “Fox quiso utilizar a las instituciones para descarrilar a Andrés Manuel López Obrador y su operador para ese objetivo se llama Santiago Creel Miranda.

“Hay que decirlo contundentemente: el padre político del desafuero contra López Obrador es Santiago Creel Miranda y el padre jurídico del desafuero contra López Obrador es Rafael Macedo de la Concha, quien hoy asesora, y quien funge como brazo derecho de Ricardo Anaya es Santiago Creel Miranda”, señala.

Agrega que Santiago Creel tiene una doble moral, porque pudo evitar el desafuero de López Obrador y no lo hizo, y hoy pretende victimizar a Ricardo Anaya.

¿Qué pasó con el desafuero de AMLO?, ¿qué nos puede contar?

—Tengo que enmarcarlo dentro del enfrentamiento que se venía arrastrando [de] los primeros tres años de la gestión, tanto de [Vicente] Fox como de López Obrador, que era del ex presidente contra López Obrador y no al revés. Y cuando accedo a la jefatura delegacional, en mis primeros encuentros con el entonces presidente Fox.

¿Él ya era presidente?

—Sí, él presidente y yo jefe delegacional, estamos hablando de 2003. El entonces presidente Fox, cada vez que lo veía, me solicitaba que golpeara a López Obrador. Todas las veces que lo vi durante 2004 me pidió que golpeara a López Obrador.

Llegó el momento en que me dijo: ‘¿A qué le tienes miedo? Si él te quita recursos, no te preocupes, te doy el doble de lo que te quite, pero necesito alguien que lo pare’. Fueron solicitudes reiteradas, expresas de Fox hacia mí en este pleito que él tenía con López Obrador, uno sin sustento, uno político y un capricho de Fox.

Después nos convocan a una reunión en la Secretaría de Gobernación a todas las figuras del PAN en la Ciudad de México. Ahí estaban [Federico] Döring, Carlos Gelista, que era el presidente del PAN en el entonces Distrito Federal; Obdulio Ávila, diputado local; Jorge Lara, diputado local, los actores políticos del PAN en la Ciudad de México. Ahí nos informan que se había conformado un expediente para desaforar al jefe de Gobierno. En esa junta, sinceramente, no dije nada y me quedé atónito. Hubo una explicación de cómo estaba conformado el expediente y esa explicación la estaba presentando Rafael Macedo de la Concha, el ex procurador General de la República, al sistema del PAN del DF. Y, entonces, en esa reunión me quedé sorprendido, ¿de qué estamos hablando? Que por un camino, la construcción de un camino, (… ) todo lo que se sabe en relación al tema, se iba a destituir a un gobernante electo por los ciudadanos de la capital. Al terminar esa junta lo que hice fue ir a buscar a Alejandro Encinas.

¿Quién los convoca?

—Desde la Secretaría de Gobernación. Santiago Creel. Bueno, a nombre de él nos convocaron.

¿Creel estuvo en esa reunión y fue en Bucareli?

—Claro que sí.

Alejandro Encinas, ¿cómo?

—Cuando le comento eso a Alejandro Encinas, me dice: ‘Yo creo que es prudente que se lo comentes directamente al jefe de Gobierno’. Pasó, se lo comento y el licenciado López Obrador responde: ‘Sabíamos que estaban planeando algo. Nos ha estado llegando información de que algo estaban tramando, pero no sabíamos exactamente cuál era el tema’, el asunto, digamos, el contenido de esta trampa.

¿Por órdenes de Fox?

—Claro, la instrucción era de [Vicente] Fox. Incluso en esa reunión mencionó que si el desafuero no procedía él renunciaba, cosa que es pública.

¿Tuvo más reuniones con AMLO?

—No, ya no. Él se ocupó de este asunto de tiempo completo. No fui a buscarlo, no tenía yo más… Fui a avisarle al iniciar [el proceso a] López Obrador porque me pareció siempre una aberración y una injusticia. No es posible que se utilice a las instituciones para un fin como el de descarrilar a un precandidato a la Presidencia que va arriba en las encuestas.

¿No tuvo contacto con Vicente Fox después de esto?

—Sí, sí tuve contacto con Fox, porque se siguieron haciendo eventos en Benito Juárez (…) posteriormente a este procedimiento, pero el presidente Fox no me pedía [hablar con él] porque se había echado para atrás y había reculado.

¿Había pronunciado su mensaje a nivel nacional?

—Así es. Por cierto, fui a esa reunión a Los Pinos también, en donde el presidente Fox les pide a todos los panistas del país respaldarlo en la decisión de no transitar por el desafuero, echarlo para atrás y ahí se produce, entonces sí, la renuncia de Macedo de la Concha como procurador. Sí, fue en Los Pinos, en los jardines de Los Pinos, y ahí el presidente Fox lo anuncia. Entonces sí me acerqué con otros actores políticos y les dije: ‘¿No qué no?’ Se los dije: ‘Todo esto fue una aventura política pensada con el hígado’.

Han pasado ya 12 años y se voltean los papeles, ahora el PAN acusa que el PRI está utilizando al Estado mexicano para perseguir a Ricardo Anaya. ¿Qué opinión te merece?

—Son casos diferentes, totalmente diferentes. Ricardo Anaya dice ser un perseguido por las instituciones, pero lo primero que debe revisar es su entorno, porque precisamente quienes lo rodean son los que utilizaron a las instituciones para descarrilar a López Obrador. Ahí hay una primera incongruencia de Anaya. Y hay que decirlo contundentemente: el padre político del desafuero contra López Obrador es Santiago Creel Miranda y el padre jurídico de ese desafuero es Rafael Macedo de la Concha, quien hoy asesora, y quien funge como brazo derecho de Ricardo Anaya es Santiago Creel Miranda.

¿Cómo definiría que Creel acusa persecución y él persiguió a AMLO?

—Es una doble moral y un doble juego. Quien operó el desafuero y utilizó a las instituciones para quitar del camino a un precandidato fue Creel, por instrucciones de Fox, y ahora Creel se queja de lo mismo, simple y sencillamente quiere decir que es una doble moral. Es diferente el caso del desafuero de López Obrador y lo que le está pasando a Ricardo Anaya. Ustedes, precisamente en EL UNIVERSAL, han hecho explícito el esquema de la llegada de esos recursos a empresas fantasmas y que terminaron en empresas vinculadas, de acuerdo con la versión periodística, no lo digo yo, a Anaya.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS