Anticipa INE presión partidista para retrasar cómputo en casillas

El INE pidió apoyo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para cumplir con sus tareas de conteo rápido y cómputo de votos en cada una de las 155 mil casillas a instalar
Anticipa INE presión partidista para retrasar cómputo en casillas
Archivo / EL UNIVERSAL
13/03/2018
14:30
Carina García
Ciudad de México
-A +A

Ciudad de México.- El Instituto Nacional Electoral (INE) alertó la inminente presión política de los partidos, que por no contar con dos representantes por casilla, podrían impedir decisiones que está por tomar el organismo para agilizar el cómputo en votos.

Por eso demandó apoyo del Tribunal Electoral del  Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para que el INE pueda cumplir con sus tareas, tanto de conteo rápido -asunto en el que el PVEM impugnó el uso de la hoja de operaciones-, como el cómputo de votos en cada una de las 155 mil casillas a instalar.

La medida que tomará el INE a fin de mes radica en hacer cumplir, como marca la ley, la obligación de realizar cómputos simultáneos en casillas  (es decir, de 2  en 2, presidente-gobernador y diputado -ayuntamiento, al mismo tiempo ) con lo que cada casilla cerraría “si bien nos va” a la media noche.

“Si nos va mal” el cierre podría ser incluso hasta las 6 de la mañana, y por la carga de trabajo más de 13 y hasta 23 horas continuas podría haber deserción de funcionarios de casilla, advirtió el director ejecutivo de Organización del INE, Miguel Ángel Solís.

El funcionario dijo que para obligar a la simultaneidad de ley,  el día de la elección el INE dará reportes para que se conozcan los lugares y los partidos que presionan a los presidentes de mesas de casilla para impedir los  cómputos simultáneos, con el objetivo de que  se cuente, uno por uno, cada nivel de elección.

Cada nivel de elección: presidente, gobernador, diputado federal y local, más ayuntamiento, se lleva hora y media por lo que el cómputo consecutivo (y no simultáneo) retrasa todo.

La ley protege que la casilla cierre lo más pronto posible, pero - advirtió Solís Rivas- los partidos dicen “yo no tengo representante y no puedo vigilar 2 lugares al mismo tiempo, no quiero que sea simultáneo. Es decir los partidos se oponen a la ley en esa circunstancia y logran presionar a los presidentes de casilla que o están entrenados para enfrentar algo así” y ceden a la presión, con lo que los cómputos son uno por uno y por tanto, lentos.

Es como el Quijote, “con la iglesia nos hemos topado, Sancho, con los partidos  políticos que son difíciles de domar, de someter a reglas y sin embargo son indispensables”, dijo Solís.

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS