Anaya es dos caras y símbolo de corrupción: Aurelio Nuño

Sin sustento versiones de que habrá cambio de candidato, afirma; dice que el precandidato de Todos por México construye consensos
Aurelio Nuño Mayer Coordinador de la precampaña presidencial de José Antonio Meade Kuribreña (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
12/02/2018
03:40
Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Aurelio Nuño, coordinador de la precampaña presidencial de José Antonio Meade, afirma que el reciente escándalo del presunto tráfico de influencias del aspirante presidencial del PAN, Ricardo Anaya, revela que no sólo el panista es un político de dos caras, sino que mantiene un patrón de corrupción donde están involucradas empresas inmobiliarias.

En entrevista con EL UNIVERSAL, al referirse a lo publicado por la revista Proceso, que documenta como Anaya Cortés aprovechó la Fundación más Humanismo, que creó y presidió en 2009 para encubrir un negocio inmobiliario que benefició a empresarios, califica al precandidato presidencial del blanquiazul como “una persona dos caras” que suele mentir.

Considera como señalamientos sin sustento las versiones que dicen que la campaña de Meade no levanta y que habrá un cambio de candidato.

El ex secretario de Educación confía en que las encuestas den un vuelco una vez que haya pasado la Convención Nacional de Delegados del PRI y Meade Kuribreña sea ungido como candidato presidencial.

Al hacer un balance de la precampaña, asegura que hay buenos resultados porque han logrado articular una promoción ordenada, trabajando cada vez mejor. “Estamos convencidos de que vamos a ganar”, dice.

¿Qué opinión le merece el nuevo escándalo de presunto tráfico de influencias en que estaría involucrado Ricardo Anaya?

—Anaya es un candidato dos caras, porque por un lado dice que va a combatir la corrupción y sabemos, por diversas investigaciones periodísticas, que comete actos de corrupción. Votó en favor de las reformas, hablaba maravillas de ellas y ahora las desconoce. Cuando trabajó para Felipe Calderón lo llenaba de elogios y hoy lo desconoce, Anaya hablaba maravillas de José Antonio Meade y ahora también lo desconoce.

Ya son muchos reportajes periodísticos, además dan un modus operandi que es igual, en donde están involucrados terrenos, inmobiliarias y operaciones presuntamente de lavado de dinero y defraudación fiscal.

¿Qué le dice que la fundación no estaba en la declaración patrimonial de Anaya?

— Una persona que es dos caras suele mentir, pero así es su vida, además es una vida de traiciones a quien lo ha ayudado, a quien lo ha promovido, después lo ha traicionado, eso es parte de ser dos caras, Ricardo Anaya es dos caras.

¿Qué balance hace de la precampaña de Meade Kuribreña?

—Es una campaña que ha venido sumando cada vez más gente de distintos ámbitos de la sociedad y de otros partidos, porque hay un convencimiento de cada vez más gente que José Antonio Meade es el candidato que mejores cualidades tiene para ser el próximo presidente de México. El que más experiencia tiene, el que mejor formación tiene, el que mejor conoce el país y el mundo. Fue una precampaña para escuchar y para empezar a dialogar. Escuchar cuáles son las mayores preocupaciones y el sentir [de los militantes]. Ese será el sello de la campaña y de Meade como presidente de la República, será la unidad y la única persona que tiene la capacidad de unir a México y no de dividirlo, ese es Meade.

¿Qué lo hace diferente de los otros precandidatos?

— Tiene una historia de construir consensos y de saber sumar a personas de distintos partidos políticos y de la sociedad organizada. Él no pertenece a ningún partido político y ha tenido esa experiencia y capacidad.

¿Por qué eso no se ve reflejado en la percepción ciudadana, las encuestas ubican a Meade en tercer lugar?

—No, al contrario, mientras más gente va conociendo a José Antonio Meade, más gente votará por él. Hay que recordar que iniciamos la campaña con un conocimiento menor que el de otros contrincantes, López Obrador lleva 20 años en campaña y Anaya lleva dos años con spots. Aquí es al revés, conforme Meade va avanzando en conocimiento y la gente ya sabe quién es, sus atributos, su formación, haber sido cinco veces secretario, así como sus éxitos en Hacienda en Desarrollo Social, y como canciller.

En ese sentido, ¿reconocen que Andrés Manuel López Obrador va en primer lugar?

—Lo que vemos es que hay muchas encuestas que tienen distintos resultados, eso es algo normal. Eso ha sucedido en otras campañas en México y en todo el mundo. Hay encuestas que nos ponen en primer lugar, en empate técnico con Andrés Manuel López Obrador y otras que no.

-¿En abril confían en que los resultados cambien?

— Sin lugar a dudas, estamos convencidos de eso.

Se dice que la precampaña no levantó. ¿Por qué?

—Eso es parte de los comentarios que se hacen en una campaña, yo lo que veo es que todos los que hacen esos comentarios están muy preocupados. Cuando tienes a tus dos contrincantes en la carrera presidencial, López Obrador y Ricardo Anaya hablando todo el día de José Antonio Meade y diciendo esas cosas, lo único que denota es que es al revés, están preocupados de Meade porque están viendo su crecimiento, porque saben quién es.

A ver: López Obrador sólo se ocupa de José Antonio Meade, nunca habla de Ricardo Anaya, y Ricardo Anaya todo el tiempo habla de José Antonio Meade, nunca se ocupa de López Obrador, porque el rival a vencer es José Antonio Meade, esa es la evidencia.

¿Con eso echa por tierra un cambio de candidato presidencial?

—Por supuesto, eso no tiene sustento, es pura vacilada, tenemos al mejor candidato y tenemos al futuro Presidente de la República.

¿A usted se le menciona como ese relevo, qué opina?

—(Risas). Eso no tiene sustento y son cosas que no tienen importancia y que otra vez, lo que viene de la preocupación que tienen otros candidatos cuando ven cómo avanza Meade vienen ese tipo de ataques, por cierto, muy viejos, ya se quedaron sin imaginación, esos recursos, decir esas cosas, se hacían hace 20 años, son las típicas marrullerías de López, ya hasta la imaginación se les agotó.

Se dice que la campaña no despega porque Meade no se ha deslindado de la marca PRI.

—No, para nada, al revés, lo que representa Meade es una unión de tres partidos que lo postulan como candidato, el PRI, el PVEM y Nueva Alianza, es una unión de tres partidos, pero también es una unión con la sociedad.

Mantente al día con el boletín de El Universal