AMLO: el gobierno y contratistas del NAIM presionan a Castañón

Se dice sorprendido por cancelación de la mesa de análisis; el señor no escucha, es inocua la discusión: líder del CCE
Andrés Manuel López Obrador acudió a Navojoa como último punto de su gira de campaña por el estado de Sonora (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
19/04/2018
02:36
Misael Zavala e Ivette Saldaña Enviado y reportera
-A +A

[email protected]

Navojoa, Son.— El candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, señaló al gobierno federal y a contratistas de presionar al presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, para cancelar una mesa técnica ya pactada para la revisión de contratos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Lo anterior, luego de que el CCE canceló las mesas para discutir la viabilidad del NAIM que hace aproximadamente tres semanas acordó realizar con López Obrador.

Para Juan Pablo Castañón, presidente del organismo empresarial, López Obrador no escucha y ha dado muestras de intolerancia a los que difieren de su forma de pensar.

“Nos parece inocuo continuar con una discusión donde no estamos de acuerdo y observamos que el señor (López Obrador) no escucha, y si no escucha no tenemos que agregar al respecto”, dijo Castañón en conferencia de prensa.

Ayer, López Obrador en entrevista tras un mitin en la zona centro se dijo sorprendido por la repentina decisión del presidente del CCE para cancelar la mesa que habían acordado el pasado 23 de marzo para revisar el proyecto.

En esa fecha, con un apretón de manos y con motivo de una exposición que hizo el tabasqueño ante empresarios de la construcción en Guadalajara, ambos acordaron realizar un análisis de la obra con 15 especialistas: cinco de la coalición de López Obrador, cinco del CCE y cinco del gobierno.

A casi un mes de ese pacto, y tras ser cancelado por Castañón, el candidato presidencial aclaró que nunca hubo cerrazón de su parte y que incluso su coordinador de estrategia, Alfonso Romo, había tenido reuniones con el consejo para organizar la revisión del megaproyecto en el lago de Texcoco y nunca se habló de cancelar el diálogo.

“No sabía que ya había resuelto cancelar la mesa de diálogo. Yo estoy abierto al diálogo y estaba esperando, pero entiendo que está siendo muy presionado. Está sometido el presidente del Consejo Coordinador Empresarial a fuertes presiones de los machuchones, de la mafia del poder, igual del gobierno, los de mero arriba, porque no se olviden que los encargados de esos organismos tienen jefes arriba; entonces, seguramente está muy presionado”, dijo.

El candidato de Morena-PES-PT dijo que hay quienes no quieren que se revisen los contratos. “Hay que ver quiénes son los interesados, quiénes son los contratistas. Ya sabemos que es Carlos Slim, tiene dos partes de cinco; otra parte la tiene el cuñado de (el ex presidente) Carlos Salinas, Hipólito Gerard”, indicó.

Hace tres días, López Obrador señaló a Carlos Slim de ser utilizado por el gobierno para frenar el crecimiento de su coalición luego de que el empresario salió en defensa de la construcción del NAIM, y adelantó que cuando gane se abrirá la mesa de diálogo con empresarios.

Mantente al día con el boletín de El Universal