AMLO avala reunión de obispo con narco

Se pronuncia a favor de que sacerdotes medien por la paz, no voy a seguir con la política del uso de la fuerza, dice
En su cuarto día de campaña rumbo a las elecciones del 1 de julio, el candidato de Morena se reunió con simpatizantes en la Macroplaza de Piedras Negras, Coahuila (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
05/04/2018
02:16
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

Monclova, Coah.— Desde el norte del país, Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, celebró el encuentro del obispo de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Guerrero, Salvador Rangel Mendoza, con un integrante del crimen organizado, toda vez que se mostró a favor para que sacerdotes y pastores busquen diálogo para garantizar paz, tranquilidad y no se le quite la vida a candidatos ni a ciudadanos.

Dijo que de llegar a la Presidencia de la República dialogará con todos los ciudadanos “bajo cualquier circunstancia”, con la finalidad de una reconciliación en el país.

“No veo mal, no reprocho al obispo de Chilapa que tuvo esa reunión, porque conozco la situación tan difícil que están viviendo en la montaña de Guerrero y en toda esa región de Chilapa, donde hay mucha violencia; entonces qué bien que él se atrevió a hacer eso, que se esté exhortando para que no haya violencia, que no le quiten la vida a nadie, a candidatos ni a los ciudadanos.

“Yo voy a buscar la paz, no quiero la guerra, no vamos a seguir con la política del uso de la fuerza”, enfatizó el político tabasqueño.

El domingo pasado, el obispo Salvador Rangel reveló que sostuvo un encuentro con un líder del narcotráfico para evitar más asesinatos en la región de Chilapa y Chilpancingo.

Al ser cuestionado sobre si buscará diálogo con todos, incluso con capos de la droga, López Obrador respondió: “Vamos a buscar diálogo con todos los mexicanos, vamos a privilegiar el diálogo siempre, bajo cualquier circunstancia vamos a poner por delante el diálogo, la reconciliación. Que quede claro: diálogo, reconciliación, amor y paz”.

El aspirante a la silla presidencial vio con buenos ojos que pastores, sacerdotes y obispos, pastores de las iglesias evangélicas y sacerdotes de la Iglesia católica, busquen también la reconciliación, el diálogo para que se garantice la paz y tranquilidad, para que haya paz en México.

En ese proceso de reconciliación, lanzó un mensaje a los mineros para que no haya división ni pleitos. Incluso impulsará un acuerdo con los empresarios Carlos Slim, Germán Larrea, Alberto Baillères y otros administradores del sector minero.

“Nos vamos a poner de acuerdo, nada de que yo estoy palanca, tengo influencias, ‘yo soy el que domino en la Secretaría del Trabajo, en las juntas de conciliación, yo soy el jefe de jefes en el gobierno’, nada de eso.

Más tarde, en la Macroplaza de Piedras Negras, rechazó el acuerdo que firmó ayer Donald Trump, presidente de Estados Unidos, para enviar a la Guardia Nacional a la frontera con México.

“No aceptamos la construcción del muro con nuestra frontera, no aceptamos el uso de la fuerza ni la militarización de la frontera”, dijo Andrés Manuel López Obrador.

Mantente al día con el boletín de El Universal