Aguiar Retes llama a promover, proteger y preservar un buen gobierno

Por tercera semana consecutiva la arquidiócesis llamó a los mexicanos a votar el próximo primero de julio
Aguiar Retes llama a promover, proteger y preservar un buen gobierno
El cardenal Carlos Aguiar Retes. Archivo
24/06/2018
11:44
Perla Miranda
Ciudad de México
-A +A

CDMX.- Por tercera semana consecutiva la arquidiócesis que encabeza el cardenal Carlos Aguiar Retes llamó a los mexicanos a votar el próximo primero de julio, comparó el proceso electoral con una obra de teatro en donde la población no tuvo que aprenderse un guión pero sí deberá razonar y elegir a quien considere la mejor opción, recordó que el voto es libre y secreto.

El próximo 1 de julio se abrirá el telón de una esperanzadora obra llamada el México del futuro, los actores debemos ser todos los mexicanos en edad de votar; para esta trascendental puesta en escena –que durará seis años– no ha sido necesario aprendernos un guión, pero sí haber hecho nuestros razonamientos sobre cuál es la mejor opción de gobierno para el país”.

Bajo el título “Tercera y última llamada” el texto exhortó a los católicos a cumplir con su responsabilidad durante los comicios “al promover, proteger y preservar un buen gobierno en favor de nuestros hermanos y nuestra nación”.

Se agregó que el voto individual no significa un voto más sino con cada uno de estos se conforma la decisión de todo el país.

“Es la exigencia fuerte y contundente de un personaje del elenco, expresada al unísono con otras voces, en el mismo o en diferente sentido, que en conjunto harán una aclamación en coro, a fin de que las notas de ese potente grito armónico resuenen con autoridad en las urnas”.

La arquidiócesis de México expresó que más allá de que gane o pierda la opción política de nuestra preferencia, las elecciones dejarán claro que vivimos en un régimen democrático, que se consolida a partir de la diversidad de opiniones, en una sociedad que nada ni nadie podrá vulnerar.

Invitó a toda la sociedad a votar de manera libre y no permitir que nadie imponga un discurso con el que no esté de acuerdo.

“Debemos ser actores genuinos, libres, y a la vez respetuosos de las demás voces que sonarán con claridad democrática. Quien elige con libertad y bajo conciencia –ya sea que haya ganado o no la opción política de su preferencia–, tiene la autoridad moral para exigir a la opción ganadora el cumplimiento de sus deberes en beneficio de la ciudad”.

Por último exhortó a que en esta obra no haya espectadores, sino únicamente actores.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS