aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




"Le pedí al Papa que nos ayudara"

El Universal
Jueves 27 de marzo de 2014

ESPERANZADA. Jersey Vargas, hija de inmigrantes mexicanos, esperó pacientemente a que pasara el Papa por donde ella estaba, durante su recorrido por la plaza de San Pedro en su audiencia de los miércoles, para hacerle llegar un mensaje . (Foto: ANDRÉS BELTRAMO / NOTIMEX )

Jersey, de origen mexicano, confía en que Francisco hablará con Obama

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).— Jersey Vargas, una niña de 10 años hija de inmigrantes mexicanos indocumentados, conmovió ayer al papa Francisco al pedirle que intervenga ante el presidente Barack Obama contra las deportaciones en Estados Unidos.

La pequeña llegó hasta la Plaza de San Pedro del Vaticano para participar en la audiencia general de Jorge Mario Bergoglio, junto con una delegación de activistas por los derechos de los hispanos en EU.

Cuando terminó el encuentro, al cual asistieron más de 60 mil personas, Jersey saltó una valla y se adelantó hasta la primera fila donde, emocionada, le regaló al Pontífice una servilleta, un recuerdo de gran valor sentimental.

Como en un primer momento no pudo referirse a la situación de sus padres inmigrantes, volvió poco después a saludar al Papa y le habló de la inminente deportación de su padre. “¿De dónde?”, preguntó el líder católico; “De Estados Unidos”, replicó ella.

“Me regresé y le dije que nos ayudara porque es injusto que muchos niños estemos pasando por la misma situación, estamos separados de nuestras familias”, dijo a Notimex la niña, en un perfecto español. “Me bendijo, me dio un beso y me confirmó que iba a ver al presidente (Barack) Obama. Yo ya me sentí más calmada porque hice una diferencia en el mundo, me dio su palabra y estoy contenta”, agregó.

El grupo de activistas procedente de Los Ángeles tenía la esperanza de poder explicar ampliamente su situación al obispo de Roma, pero por su ubicación secundaria sólo pudo comunicarse con él a través de la niña.

Jersey es la tercera de cinco hermanos del matrimonio entre Mario y Dolores Vargas. Ella y otros dos de sus hermanos son ciudadanos estadounidenses mientras los otros dos tienen permisos temporales. Sus padres llevan 14 años residiendo en el país. Desde hace más de uno el padre se encuentra en una cárcel en Indiana y su deportación es inminente. La madre sostiene a la familia, que reside en la localidad de Panorama City, vendiendo tamales.

Contó que la servilleta regalada a Francisco es un “trapo muy especial” porque la cosió su mamá con la inscripción “nido de amor” y dos pájaros, que simbolizan su casa a sus padres.

En tanto, Washington, el bloque demócrata en la Cámara Baja anunció que recurrirá a un recurso legislativo para forzar el voto sobre una iniciativa de reforma migratoria; hoy iniciarán la recolección de firmas entre los legisladores para apoyar una “petición de descarga” y llevar la iniciativa a voto en el pleno de la cámara sin necesidad de pasar antes por comités. Además, The Washington Post difundió que el presidente Barack Obama podría actuar mediante decretos para aliviar la situación de los indocumentados, si los republicanos siguen bloqueando la iniciativa.



Ver más @Univ_Mundo
comentarios
0


 

PUBLICIDAD