aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El discurso social del Papa, clave en visita a Brasil

Expertos evalúan el impacto del pensamiento de Francisco en un país sacudido por las protestas
El discurso social del Papa, clave en visita a Brasil

EMOCIONADOS. Fieles reaccionan ante la llegada de dos símbolos de la Jornada Mundial de la Juventd, la Cruz de los Jóvenes y el Icono de Nuestra Señora, a la Plaza de Vidigal en Río de Janeiro. (Foto: PILAR OLIVARES REUTERS )

Martes 16 de julio de 2013 Jorge Gutiérrez Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

CIUDAD DEL VATICANO.— El actual descontento brasileño podría tener eco en la inminente visita del papa Francisco a Río de Janeiro, ya que existe coincidencia entre las reivindicaciones enarboladas por los manifestantes de ese país sudamericano y el fuerte discurso social del Pontífice argentino.

Dentro y fuera del Vaticano se analiza el impacto que podría tener tanto la doctrina social que promueve el Papa argentino como la posición adoptada por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), encabezada el cardenal Raymundo Damasceno Assis, que ha cerrado filas con sus millones de compatriotas que siguen denunciando la corrupción, los millonarios gastos del Estado en la preparación del Mundial de futbol de 2014, así como exigiendo mejores servicios en transporte, salud y educación.

Imposible es no ver las coincidencia entre estas demandas y el discurso del Papa contra la pobreza y la marginación.

Andrea Tornielli, vaticanista del diario La Stampa y uno de los laicos más cercanos a la Santa Sede, dijo a EL UNIVERSAL que no cree que el Papa “pueda atenuar su discurso, pero sí evaluará la situación del país para no estimular una revuelta, lo que no significa que no hable de la pobreza y las desigualdades en Brasil”.

Del posible impacto del discurso del Papa en Brasil, el vaticanista señaló que “podría ser grande, dado que también la iglesia brasileña apoya a los ‘indignados’, pero el aspecto más importante es que sacudirá las conciencias y contribuirá a hacer que este proceso de cambio traiga mejoras, mayor respeto de los derechos humanos, pero no una guerra civil”.

Por lo que toca a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), Tornielli está seguro de que “la presencia del Papa y de tantos jóvenes del mundo hará que las eventuales protestas se mantengan dentro de la legalidad, sobre todo porque Francisco conoce bien la realidad latinoamericana y sabrá usar el tono adecuado para afrontar una situación tan delicada”.

Para Marco Politi, vaticanista de periódico Il Fatto, se debe ante todo recordar que “el Papa se opone a todo tipo de violencia”. Desde esta perspectiva, el mayor impacto de su discurso será en la clase política y económica brasileña y de la región, porque en estos momentos es “difícil hacer una previsión sobre el que tendrá entre los indignados, a los cuales Francisco instará a alcanzar sus objetivos de manera no violenta, lo cual también recordará en su visita a las favelas, donde repetirá que ese es el lugar de una Iglesia nacida para los pobres”.

La seguridad

Para el comandante de la Gendarmería del Vaticano, Domenico Gianni, la seguridad de Francisco y de la población son la gran prioridad en la JMJ, pero no tanto por las posibles protestas de los indignados, sino más bien por la endémica violencia en Brasil.

El único temor de la gendarmería nace del hecho que Francisco ha elegido un jeep abierto y un contacto directo con el público, mientras se hubiera preferido un papamóvil blindado y que la gente saludara al Papa desde lejos.

“La visita a la parroquia de la favela será un momento delicado para la seguridad del Papa, pero también muy importante para el Santo Padre ya que ahí encontrará el mundo de la pobreza y del sufrimiento, visto que su deseo es que la Iglesia esté al servicio del pueblo, una Iglesia pobre que sirva a los pobres”, dijo el número uno de la Gendarmería del Vaticano.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD