Los mercados gastronómicos que debes conocer en Toronto

Dos tours “con onda” para explorar las raíces de la ciudad y sus platillos tradicionales
El St. Lawrence Market tiene 200 años de antigüedad. (Foto: Turismo Toronto)
El St. Lawrence Market tiene 200 años de antigüedad. (Foto: Turismo Toronto)
29/09/2017
19:30
Samantha Michelle Guzmán
-A +A

[email protected]

Caminar por Kensington Market es un golpe a los sentidos. Las casas de aspecto antiguo están pintadas en colores vibrantes. En los muros de sus callejones hay muchos más grafitis que espacios en blanco. Los olores que brotan de los restaurantes parecen llevarte de una latitud a otra en segundos. Decenas de idiomas y acentos se unen en un constante murmullo. Es un perfecto caos, y justo por eso la gente viene a visitarlo.

Este es uno de los barrios más interesantes de Toronto, Canadá. Como su nombre sugiere, es un mercado al aire libre, lleno de comercios entre casas de estilo victoriano. Opera así desde la década de 1920, cuando la comunidad principalmente judía que lo habitaba, vendía afuera de su hogar. Ahora es prácticamente imposible distinguir cuántas culturas conviven aquí.

24destinos-toronto61.jpg (Foto: Turismo Toronto)

Lo bueno de los clichés

Antes de entrar a Kensington, me reúno con un grupo para tomar un tour llamado “Made in Canada”. Se creó este año para celebrar el 150 aniversario de la nación. Su objetivo es mostrarte algunos alimentos orgullosamente producidos localmente y otros que son considerados casi un cliché. Me alegro un poco, pues está hecho para los que no nos avergonzamos de estar obsesionados con empaparnos de “cosas típicas”.

Por supuesto, uno de los puntos obligatorios era comer el famoso poutine: es un platillo originario de la provincia de Quebec, elaborado con papas a la francesa, queso y salsa de carne. Lo sirven en el país entero y es un sueño si odias las dietas con todo tu corazón.

24destinos-toronto51.jpg (Foto: Istock)

En cada parada del recorrido a pie hacemos una degustación. Tras probar queso artesanal, cerveza local y el bagel más grande que he visto, preparado con salmón, mis pasos son lentos.

Lo que no desaparece es la fascinación por las cosas que encontramos en el camino: tiendas de ropa hipster, instalaciones de arte, restaurante especializados en artículos de otros países, locales que cualquiera definiría como un “puesto de chácharas”. Existe una tortería tradicional, fundada por un mexicano, que te hace sentir como en un rincón de Ciudad de México.

El postre lo tomamos en Toronto Popcorn Company. Venden palomitas del sabor que se te ocurra, como cereza, plátano o hasta churros.

Al final de nuestro tour, el guía nos enseña una escultura en plena calle. Es un globo terráqueo, al cual orbitan algunos productos a la venta en Kensington; es el símbolo del barrio, que representa y celebra su diversidad.

124destinos-toronto7.jpg (Foto: Turismo Toronto)

Viaje al pasado

En el centro histórico, a 20 minutos de Kensington Market está St. Lawrence Market, mercado con 200 años de antigüedad. Es un enorme complejo de ladrillo, que alguna vez fue como ayuntamiento y primera cárcel de Toronto.

Esta vez nuestro guía es Bruce Bell, actor de teatro e historiador de Toronto. Se trata del tour más histriónico en el que he participado: con ademanes muy enérgicos y una precisa entonación, nos describe cómo lucía el mercado en sus orígenes. El paseo comienza en la entrada principal del complejo, una de las estructuras antiguas que se conservan del ayuntamiento.

Señalando fotos históricas, Bruce explica qué papel jugaba el mercado en tiempos del comercio de pieles, cuando la ciudad estaba surgiendo. Incluye los problemas que tenía la comunidad, como la falta de higiene que imperaba.

Hoy en día, en St. Lawrence encuentras productos artesanales, alimentos gourmet y diversos restaurantes. Tiene una sección especializada en comida vegana. Periódicamente, en otra área se ofrecen talleres de cocina.

Finalmente, desde la planta baja del mercado, ingresamos a los pasillos donde normalmente solo los trabajadores tienen acceso. Llegamos hasta las antiguas celdas de la cárcel. Actualmente la zona queda cerca de las bodegas, pero aún se pueden apreciar las viejas estructuras.

Al salir, nuestro guía señala Market Street, una de las calles que rodean a St. Lawrence. Es una de la primeras vías que se construyeron en Toronto. Cuando miro su piso adoquinado y edificios de ladrillo, es fácil imaginar la época en que transitaban las carretas y no existían rascacielos que dominaran el paisaje.

GUÍA DEL VIAJERO

Cómo llegar

Delta te lleva a Toronto en viaje redondo, desde nueve mil 650 pesos por persona.

Dónde dormir

Sheraton Centre. Habitaciones desde 328 dólares canadienses (cuatro mil 761 pesos)

www.sheratontoronto.com

Tours

Kensington Market

www.culinaryadventureco.com

St. Lawrence Market

www.brucebelltours.ca

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS