Las 5 playas alivianadas de México donde deberías esconderte

Destinos a la orilla del mar, de atmósfera bohemia, para alejarte de las multitudes (en la medida de lo posible)
playas_tranquilas_relajarte_semana_santa
Son playas más tranquilas que los afamados destinos turísticos, con hoteles pequeños y rústicos. (Foto: Istock)
03/03/2018
21:00
Samantha Michelle Guzmán
-A +A

San Agustinillo, en Oaxaca
Es más tranquila, pequeña y romántica que Mazunte. La distinguen su arena dorada, un escenario rocoso y olas que permiten surfear a gusto. No esperes encontrar mucha actividad en el pueblito cercano a la bahía, pero justo eso es lo que buscan los viajeros que visitan San Agustinillo. Su hospedaje se caracteriza por la oferta ecológica.

Qué hacer. A menos de dos horas de la playa, la actividad estrella es el rafting en el río Copalita. Tiene distintas categorías de rápidos que permiten hacer un descenso muy relajado o un camino lleno de saltos de agua y adrenalina. La empresa Huatulco Expediciones (www.huatulcoexpediciones.com) ha creado distintas rutas de un día, dependiendo de cuánta emoción quieras experimentar en el camino.

playas_hippies-san_agustinillo-oaxaca_0.jpg (Foto: Turismo Oaxaca)

Si eres adicto al café, no olvides dar una vuelta por el pueblo de Pluma Hidalgo. Produce café de altura y hasta tiene denominación de origen. Conoce el proceso de elaboración en una finca.

Dónde dormir. El hotel Aamori (www.aamoriboutiquehotel.com) es una buena combinación entre ambiente rústico y lujo. Tiene apenas 10 habitaciones, en las que predomina la madera, el bambú y la palma; eso sí, son amplias y algunas cuentan con terraza. Sus actividades incluyen clases de yoga y masajes. Además, hay una boutique de artesanías y accesorios con toques hippies. También te recomendamos Bambú Ecocabañas (www.bambuecocabanas.com). Son seis alojamientos con personalidad propia, los cuales mantienen prácticas sustentables: reciclaje, cuidado de los recursos y uso de materiales naturales.

Qué comer. Si te gusta la onda saludable, date una vuelta por Luz del Sol. Su menú es vegetariano y orgánico. Además, ocasionalmente ofrece talleres de nutrición. También son imperdibles las pizzas hechas en horno de leña de la posada La Termita (www.posadalatermita.com).

Dónde está. A una hora de Huatulco y a cinco minutos en auto desde Mazunte. Por medio de Kayak, hay vuelos desde mil 987 pesos por persona.

Chacala, en Nayarit
Es un secreto bien guardado entre locales, menos concurrido que otros sitios de Riviera Nayarit: refugio al cual acudir cuando desees desconectarte por completo y no hacer otra cosa más que descansar. Playa Chacalilla es de marea tranquila, para nadar a gusto.

playas_hippies-chacala.jpg (Foto: Mar de Jade)

Qué hacer. Muy cerca de la bahía hay varios locales que venden tablas de boogie. Son parecidas a una tabla de surf, pero más anchas y cortas; te permiten deslizarte en las olas sin incorporarte por completo.

El único sitio turístico de los alrededores son los Petroglifos de Altavista, a media hora de la costa. Son 56 grabados en roca volcánica, cuya historia se remonta miles de años atrás.

A 30 minutos de Chacala se encuentra Rincón de Guayabitos; desde aquí parten los recorridos en panga hacia Isla del Coral, un paraíso virgen donde se practica esnórquel.

Dónde dormir. Solo hay un hotel boutique: Mar de Jade (mardejade.com). Es un escondite en la jungla, donde periódicamente se llevan a cabo retiros de meditación y yoga. Tiene spa, temazcal y un huerto orgánico. Entre sus recorridos, hay avistamientos de ballena jorobada, de diciembre a marzo.

Encontrarás unos cuantos hoteles a pie de playa, como Las Brisas (lasbrisaschacala.com.mx). Son más sencillos, pero cómodos.

Qué comer. Chac Mool es un restaurante de mariscos, pizzas y ambiente chic.

Dónde está. A dos horas de Puerto Vallarta. En el metabuscador de Kayak encontrarás vuelos redondos desde dos mil 97 pesos.

Maruata, en Michoacán
Si tu ambición es visitar una costa casi sin alterar, que te permita ponerte en contacto con la naturaleza de la manera más simple posible, ésta es la opción. El paisaje en sus tres bahías es dramático: acantilados e intenso oleaje que choca con formaciones de roca. El “dedo de Dios” es una de las más conocidas. Se llama así porque parece que la silueta apunta hacia arriba.

playas_hippies-maruata2.jpg (Foto: Turismo Michoacán)

No solo se trata de extensas playas vírgenes. En la segunda mitad del año, Maruata es uno de los sitios más importantes en el mundo para el desove de tortuga negra, aunque también llega aquí la especie golfina y laúd.

Qué hacer. En su escarpado escenario, existe una atracción que difícilmente encontrarías en otra bahía. Es un pequeño conjunto de “jacuzzis” que se forman naturalmente gracias a la presencia de riscos y pequeñas cuevas. Para visitarlos es necesario hacer un pequeño recorrido en lancha.

En la playa, contratar un tour a caballo o rentar una tabla de surf son las principales maneras de pasar el tiempo.

A 15 minutos en auto de Maruata, está Colola. Ahí se instaló un campamento tortuguero ecoturístico, donde tienes la oportunidad de observar el desove.

Dónde dormir. Tienes únicamente dos alternativas: alojarte en una cabañita rústica o acampar bajo una enramada, a unos pasos del mar. El Comité Parador Turístico Maruata ofrece habitaciones sencillas con techo de palma. En ese mismo lugar se reservan los espacios para acampar.

Qué comer. La mejor opción para probar la gastronomía de la zona son los pequeños restaurantes instalados en palapas en la playa. Por supuesto, la especialidad son los mariscos. Debes probar el pescado relleno en salsa de molcajete y la langosta a las brasas.
 

Artículo

5 hostales bonitos y baratos en Cancún

Algunos tienen piscina, paseos y hasta clases de yoga
5 hostales bonitos y baratos en Cancún5 hostales bonitos y baratos en Cancún

Dónde está. A cuatro horas de Uruapan. Debes llegar al municipio de Lázaro Cárdenas y de ahí trasladarte hasta Maruata. En avión, viajar a Lázaro Cárdenas te cuesta siete mil 154 pesos en vuelo redondo, con Aeromar. Si vas en autobús, puedes pagar desde mil 804 pesos el recorrido es de ocho horas.

Todos Santos, en Baja California Sur
Es un Pueblo Mágico con gusto especial por el arte. Su calle principal concentra diversas galerías, las cuales exponen obras de pintores y escultores internacionales. Las construcciones pintadas en colores vivos y la vegetación abundante en cactáceas, le dan un aspecto bastante pintoresco. Su centro histórico conserva edificios restaurados del siglo XIX.

Las playas no son muy concurridas y tienen olas perfectas para el surf. Entre las mejores está Cerritos (que cuenta con más servicios), Las Palmas, San Pedrito y Punta Lobos.

todossantos-jondejong.jpg (Foto: Jon De Jong)

Qué hacer. Si nunca has surfeado, fácilmente encontrarás instructores ofreciendo sus servicios en la playa; también hay operadoras que programan clases y excursiones, como Mario Surf School (mariosurfschool.com).

Del 7 al 11 de marzo se celebrará el Festival de Cine de Todos Santos. Es uno de los principales eventos de arte que se llevan a cabo en el pueblo cada año. Incluye proyecciones de largometrajes que participaron en Cannes.

La bahía de Todos Santos es uno de los destinos donde se avista la ballena gris, desde diciembre hasta marzo. www.tosea.net

Dónde dormir. ¿Has pasado la noche en un tipi? Si no, el hotel Pachamama (pachamamamexico.com) te da la oportunidad: cada uno está construido en adobe y madera, pero cuenta con comodidades de lujo. Este alojamiento está enfocado en el bienestar. Por otro lado, sus actividades incluyen clases de yoga, sesiones de reiki y temazcal. Incluso se organizan retiros. Casablanca (www.casablancabb.com) es un bed & breakfast que da la sensación de estar inmerso totalmente en la naturaleza. Sus suites cuentan con terraza privada. En las áreas comunes destaca una alberca de agua salada.

Qué comer. Desde hace un año, el restaurante de moda es Jazamango. Está casi al aire libre, en medio de un huerto, y se ha vuelto famoso por el uso de ingredientes orgánicos. Si prefieres la cocina del mar, El Mirador (guaycura.com) se especializa en mariscos y pescados pero con toque contemporáneo. Tiene una vista panorámica al océano Pacífico y los domingos sirve paella.

Dónde está. A una hora en auto desde Los Cabos. Interjet te lleva a San José del Cabo en vuelo redondo desde dos mil 622 pesos por persona.

Puerto Morelos, en Quintana Roo
Aquí llegan menos turistas que a Cancún y el ambiente es más tranquilo, pues se trata de un pueblito de pescadores. En Puerto Morelos se construyeron resorts all inclusive, pero hay alternativas de alojamiento pequeñas y ecológicas. Ventana al Mar está en proceso para obtener el distintivo Blue Flag, que certifica la limpieza de las playas en todo el mundo.

Qué hacer. En el Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos contempla parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano, la segunda barrera de coral más grande del planeta. Alltournative (alltournative.com) te propone esnorquelear en este lugar.
 

Artículo

Duerme en una casa del árbol en la playa de Juluchuca

Un hotelito ecológico te permite dormir rodeado de naturaleza y navegar entre manglares
Duerme en una casa del árbol en la playa de Juluchuca  Duerme en una casa del árbol en la playa de Juluchuca

Los cenotes son otra de las maravillas del destino. Conforman una ruta que puedes seguir por tu cuenta o a través de un recorrido guiado. (Cenotes World es una de las operadoras.) La Noria, Kin Ha y Las Mojarras (al cual se accede por medio de una tirolesa) están entre los más populares.

Dónde dormir. Si buscas un refugio íntimo, te sugerimos Acamaya Reef (www.acamayareefcabanas.com). Ofrece cabañas rústicas y espacios para acampar en la playa, renta de bicis para visitar el pueblo y un bar.

Casitas Kinsol (www.casitas-kinsol.com) es un hostal decorado con esmero y hasta presta bicis para llegar fácilmente a la playa.

Qué comer. Riviera Maya Food Tours (rivieramayafoodtours.com) organiza un tour por varios establecimientos pequeños y deliciosos frecuentados por los locales.

Dónde está. A 40 kilómetros de Cancún. VivaAerobus te lleva por mil 568 pesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS