La langosta con arroz y frijolitos que tienes que probar

Este platillo tradicional de Rosarito, merece un gran viaje
donde_probar_mejor_langosta_frijoles_arroz
Todo comenzó en una modesta cocina, en plena década de los cincuenta. (Foto: Turismo Baja California)
25/06/2018
01:20
Samantha Michelle Guzmán
-A +A

[email protected]

Todo comenzó en una modesta cocina, en plena década de los cincuenta. Sin pretensiones, Susana Plascencia preparó la comida con los ingredientes que tenía a la mano: entre ellos langosta, que no era un lujo en esta comunidad junto al mar. Ella no se imaginaba que su creación pondría al poblado en el mapa turístico.

Puerto Nuevo, en el municipio de Rosarito, Baja California, sigue siendo pequeño, pero ahora está lleno de restaurantes que sirven la tradicional langosta a los viajeros. No te pierdas la oportunidad de pasar a comer a este pueblo, a una hora de Tijuana y Ensenada.

 (Foto: Encuentro Guadalupe)

El sueño mexicano
Susana usó manteca de cerdo para freír la langosta partida a la mitad, lo que le dio un sabor único, cuenta Francisco, su nieto. La sirvió con arroz rojo, frijoles de la olla y enormes tortillas de harina recién hechas.
 

Artículo

​3 destinos con hoteles pet friendly en México

En verano, lleva a tu mascota de vacaciones. En estos lugares será bien recibida
​3 destinos con hoteles pet friendly en México​3 destinos con hoteles pet friendly en México

Sus invitados, estadounidenses que se encontraban de visita, quedaron encantados. Al poco tiempo Susana y su esposo, José, decidieron formalizar un restaurante para dar a conocer su platillo estrella.

Así encontró su destino la familia Plascencia: ella había llegado de una hacienda cafetalera de Colima, y él se mudó desde Guadalajara. Ambos eligieron Baja California porque en el futuro tenían pensado cumplir el “sueño americano”.

El restaurante que fundaron en su propia casa, llamado Puerto Nuevo II, todavía está en operación. La única diferencia es que ahora ya no utilizan manteca para cocinar la langosta, sino aceite vegetal, que no le cambia el sabor.

En los años ochenta, los Plascencia abrieron otro restaurante: La Casa de la Langosta. En éste, Francisco recomienda probar también otras especialidades, como la botana de caracol, los tacos de pescado y chimichanga de langosta.
 

Para “bajar la panza”
En las afueras de Ensenada se encuentra el parque de aventura Desert Nest. Está integrado por cinco tirolesas que cruzan el desierto, una de ellas con un kilómetro de largo. A la mitad del camino hay un puente colgante y, si eres valiente, puedes hacer un “quickjump” de 20 metros: un salto al vacío parecido al bungee, pero que funciona como un resorte y es controlado por corriente magnética.

Uno de los hoteles más espectaculares de la zona es Encuentro Guadalupe, con vinícola propia. Sus lofts de madera están inmersos en la naturaleza y tienen una pequeña terraza para ver los viñedos.

destinos-ensenada.jpg (Foto: Cortesía)

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS