Descubre las piedras y metales más valiosos de México

Como protección o adorno, estas "joyas" son parte de nuestro patrimonio
(Fotos: Cortesía Tane, Flora María, Dalia Pascal, Archivo El Universal y Istock)
(Fotos: Cortesía Tane, Flora María, Dalia Pascal, Archivo El Universal y Istock)
05/11/2017
19:00
Gabriella Morales-Casas
-A +A

[email protected]

Hagamos un recorrido por diferentes estados del país en busca del tesoro: oro, cobre, plata, ámbar y piedras semipreciosas, como el jade, con los que se ataviaban los antiguos reyes y que ahora se utilizan hasta para alejar las malas energías.

Jade
En la cultura maya era la piedra más apreciada por su significado místic
o; las ofrendas a los dioses eran de esta roca, lo mismo que las joyas de los nobles. Es famosa la máscara de mosaicos de jade, atribuida a K’inich Janaab’ Pakal, el gran gobernante de Palenque (Chiapas); se puede apreciar en el Museo Nacional de Antropología, en la CDMX. Actualmente, sigue siendo un elemento para limpias chamánicas. El jade de México es más sutil que el jade de Nueva Zelanda, otro gran productor.
¿Dónde comprar? Flora María.

Cuarzo rosa
Durango y El Bajío tienen la mayor producción de cuarzo rosa en México, una piedra muy valorada por los místicos y chamanes para realizar ceremonias espirituales. Está asociada a las personas que nacen en octubre, como su “piedra de la suerte”, y tiene connotaciones mágicas.
¿Dónde comprar? Gabriela Sánchez y Agave en boutiques Tangerine.

Obsidiana del centro de México
Esta piedra prehispánica de finísimo filo era utilizada como arma en la cultura mexica, que heredó a la cultura azteca. En San Juan Teotihuacán es común ofrecer a los visitantes esta piedra preciosa. El INAH tiene conocimiento de que casi mil artesanos trabajan algún tipo de obra con esta roca. En el próximo Abierto Mexicano de Diseño, en noviembre, estará presente el Taller de Obsidiana. Cada año, en marzo, en la zona arqueológica de Teotihuacán se lleva a cabo La Feria de la Obsidiana.
¿Dónde comprar? Taller de Obsidiana de Álvaro Cuevas. www.obsidianamx.com

obsidian-505333_1920.jpg (Foto: Pixabay)

Cobre de Michoacán
Santa Clara del Cobre, en Michoacán, es el principal productor en nuestro país. Si bien los purépechas ya trabajaban este metal, fueron los colonizadores quienes influyeron en el tipo de vasijas y ornamentos que se fabrican desde entonces. La gran cualidad del cobre es su proceso de elaboración en hornos naturales de carbón (a ras de piso) para posteriormente martillarlo. En Santa Clara del Cobre, uno de los Pueblos Mágicos de Michoacán, no dejes de visitar el taller “Portón Artesano”, a un lado de la Plaza Central. Es reconocido por la Secretaría de Turismo estatal como uno de los mejores. Dato curioso: el taller trabajó con la marca de vodka Absolut hace algunos años para el lanzamiento de su bebida “Elixir”. Santa Clara forma parte de la Ruta de Don Vasco.
¿Dónde comprar? www.cobreelporton.com/ Liverpool Home/ Mercado de Coyoacán.

Ámbar
Se dice que mientras más defectos tenga por dentro, más valiosa es, ya que la resina que da lugar a la producción de ámbar se lleva a su paso trozos de corteza de árboles y algunos insectos. En realidad, es una piedra erosionada a partir de la resina báltica. El ámbar chiapaneco tiene Denominación de Origen por su extracción en el poblado de Simojovel. En San Cristóbal de las Casas hay variedad de boutiques con esta gema vegetal.
¿Dónde comprar? Museo del Ámbar (San Cristóbal) y Flora María.

heart-1202129_1280.jpg (Foto: Pixabay)

Plata .925 de Guerrero y Zacatecas
Nuestro país es el principal productor de plata del mundo:
tenemos cuatro de las 15 minas plateras más importantes. Hay vetas en todo el territorio, pero las más ricas son de Guerrero, Zacatecas e Hidalgo. En México, el estadounidense William Spartling comenzó a usar el metal como un ornamento, combinado con turquesas. Para ser plata de calidad debe estar “quintada”, es decir debe llevar grabada la inscripción .925. En tiempos de la Colonia, el virrey marcaba el 20% del impuesto de cada pieza extraída como “La quinta del rey” con este número.
¿Dónde comprar? Boutiques TANE, Taller de los Ballesteros y Mauricio Serrano (alto lujo). Jali, Opla, Tanya Moss, Dalia Pascal y Córner .925 son otras opciones.

Perla negra 
El Pacífico es la cuna de las perlas negras más preciadas del mundo
, específicamente la Polinesia Francesa. Pero las perlas de La Paz no se quedan atrás por su belleza y pureza, si acaso el tamaño es menor. La extracción de perlas de las conchas comenzó en la Conquista. Anteriormente, los pobladores las quemaban al poner la carne de las ostras en el fuego. En Bahía del Espíritu Santo y La Paz, en Baja California Sur, encontrarás varios locales donde adquirirlas, como la tienda Perlas de Cortez. En el centro de San José del Cabo y los hoteles de Cabo San Lucas tienen joyas muy producidas.
¿Dónde comprar? Joyería San Jerónimo (Plaza comercial San Jerónimo) y Joyería Aplijsa.

Oro puro
Las minas mexicanas fueron explotadas durante la Colonia por su riqueza en metales preciosos, como el oro y la plata. Guerrero es el principal productor minero de oro, seguido de los estados de Zacatecas, San Luis Potosí y Guanajuato. Oaxaca ocupa el octavo lugar en producción de este metal y se ha abocado más al diseño de la filigrana, de gran tradición mexicana.
¿Dónde comprar? TANE, Oro de Montealbán (Oaxaca) y Centro Joyero (CDMX).

Ópalo de fuego
Las minas de ópalo de Querétaro son muy famosas e, incluso, un atractivo turístico. Se le llama así a la piedra por sus diferentes tonalidades en colores anaranjados, rojizos y verdes. Facetado o en corte diamante puede costar miles de pesos. En bruto es más económico, pero igualmente valioso. Es considerada la única piedra preciosa de México. Las Minas de Ópalo de Querétaro son propiedad privada; se ubican en el rancho La Trinidad, en Tequisquiapan, y hay que acudir con previa cita. Incluso te permiten jugar al minero recolectando piedritas en bruto.
¿Dónde comprar? Mineralia.

Ónix
Considerada una variante de las ágatas, el ónix mexicano se distingue por su aspecto transparente, ya sea en negro, naranja o azul. Nuestro país es uno de los muchos que lo producen, especialmente en Tecali de Herrera, Puebla y la Comarca Lagunera. Durante los años sesenta se utilizó en pisos de mármol, ahora, se elaboran ornamentos y lámparas (refracta poco la luz) con esta roca; en joyería se pule para diseñar collares, brazaletes y aretes.
¿Dónde comprar? Mineralia y Cristian Lay.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS