Así es como la ciencia determina tu gusto por los viajes

Crean “guía turística emocional”, a partir de lo que arroja el cerebro
Con la electroencefalografía se pueden medir los niveles de emoción, alegría o estrés de las personas durante sus viajes. (Foto: Slava Bowman/Unsplash)
Con la electroencefalografía se pueden medir los niveles de emoción, alegría o estrés de las personas durante sus viajes. (Foto: Slava Bowman/Unsplash)
05/12/2017
19:35
Staff
-A +A

Neuroturismo es una forma de estudiar las reacciones del cerebro para determinar cuáles son las experiencias del viaje  que se han disfrutado más y en qué gradoEl objetivo es que en un futuro los hoteles, aerolíneas y touroperadoras puedan ofrecerte una mejor ruta en función de tus intereses.

De acuerdo con el sitio Traveler, dicho estudio se realizó en Singapur por la Singapore Tourism Board, en colaboración con neurocientíficos de la Universidad de Sydney y la Universidad de Nueva Gales del Sur. El experimento consistió en utilizar una diadema con sensores -fabricada en Australia por la compañía Emotivcon- para medir las emociones por medio de ondas cerebrales.

La electroencefalografía, usada por investigadores de dos universidades australianas, ha demostrado no solo ser útil para diagnosticar trastornos del sueño o epilepsia; su uso se amplió a la captura de las reacciones de los cerebros de los miembros de cinco familias que se encontraban de vacaciones en Singapur. Así, los investigadores pudieron obtener respuestas más “objetivas” sobre las experiencias y actividades de los turistas al medir los niveles de diversión, emoción, felicidad, interés, estrés y relajación.

via GIPHY

En el caso particular de los niños, son  10% más felices cuando prueban la comida local que cuando disfrutan un plato occidental. Además, cuando visitan una galería o museo sienten emociones e intereses equivalentes a los que tienen cuando van al zoológico, por ejemplo.

Cuando la actividad es gratuita, las personas se divierten y disfrutan mucho más, aunque fuera un simple paseo por las agitadas calles del Chinatown en Singapur. Pagar una entrada siempre le quita lo “bonito”.

Con estos descubrimientos, el Singapore Tourism Board creó una “guía turística emocional” en la que hacen recomendaciones acorde a lo que deseas experimentar.

El neoturismo podría ayudar en un futuro a que tengamos mejores experiencias de viaje y que éstas mejoren poco a poco con los resultados que arroje nuestro cerebro.  

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios