Agencias fantasma, boletos casi regalados y otras estafas a turistas

Tips para ponerte en alerta y no ser una víctima más de estos fraudes
Verifica bien la URL antes de hacer operaciones. (Foto: Istock)
Verifica bien la URL antes de hacer operaciones. (Foto: Istock)
04/09/2017
19:55
Samantha Michelle Guzmán
-A +A

 [email protected]

Hace un par de semanas, se dio a conocer un fraude que involucró la venta de boletos de avión a precios muy por debajo de las tarifas reales. De acuerdo con un artículo publicado en EL UNIVERSAL, un viaje a París que normalmente costaría 148 mil 746 pesos, llegó a comercializarse en 16 mil. La supuesta agencia Vía Maroma operaba por WhatsApp. La situación se salió de control y los pasajes dejaron de otorgarse a los clientes. Según la nota, el monto de la estafa podría alcanzar 300 millones de pesos.

Aunque no son comunes los casos tan mediáticos, hay muchas formas en que pueden defraudarte en la industria del turismo. Enlistamos algunas y te damos claves para evitarlas.

En tiempos compartidos

En términos generales, se le llama tiempo compartido al derecho de uso de un desarrollo turístico por un periodo de tiempo específico durante el año.

Es uno de los nichos del turismo que más genera dudas entre los viajeros. La razón es que algunas compañías han tomado ventaja de este nicho de mercado vendiendo paquetes que no existen, asegura Guillermo Muhech, director jurídico de la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos (Amdetur). Sin embargo, esta industria es muy longeva en México y muchas empresas como Vidanta o AMResorts se han caracterizado por su responsabilidad.

Aunque no hay casos de fraudes a gran escala, lo más común es que se comercialicen paquetes falsos con cadenas que realmente no están enteradas. Cuando el miembro quiere hacer válido su tiempo, resulta que no existe.

Muhech aconseja acudir directamente a los puntos de venta en los hoteles, y jamás comprar en la calle. Por ejemplo, en la zona hotelera de Cancún pueden intentar hacer negocios sobre el malecón; seguramente se trata de empresas irregulares. Tampoco confíes si te piden pagos en efectivo.

Debes revisar las leyes de Profeco correspondientes a contratos de tiempo compartido. Vale la pena hacer una pequeña búsqueda en internet previa a la compra en sitios como TripAdvisor. Otra opción para investigar es la página web de Amdetur (amdetur.org.mx/), si el desarrollo es parte de la asociación.

Agencias fantasma

A finales de abril, se dio a conocer una estafa llevada a cabo por la agencia Almeida Viajes Condesa: se acercaba a los viajeros advirtiéndoles de premios falsos para ofertarles paquetes de viaje inexistentes. Para evitar situaciones como ésta o como el caso de Vía Maroma, Profeco da una serie de recomendaciones. De entrada, nunca le hagas caso a quienes te ofrezcan viajes a bajo costo por medio de llamadas, correos o volantes. Además, en la página de la institución viene un monitoreo de tiendas virtuales que cumplen con sus obligaciones y el buró comercial, donde encuentras el número de quejas que enfrentan los proveedores de servicio.

También puedes consultar la norma NOM-010-TUR-2001, donde se especifican los requisitos que contienen los contratos.

Edgar Solís, presidente de la Asociación Metropolitana de Agencias de Viaje, asegura que en la temporada previa a una Copa del Mundo surgen numerosas agencias con paquetes que no se cumplen. Recomienda llamar al criterio y desconfiar de descuentos muy grandes, ofrecidos fuera de puntos de venta.

Tarjetas de crédito

En el comercio electrónico el mayor riesgo no es que el servicio sea inexistente, sino que se comprometa el manejo de datos, de acuerdo con Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef).

Por ejemplo, puedes salir perjudicado al usar la tarjeta mientras estás de viaje. Hace algunas semanas, varios pasajeros de un crucero que desembarcó en Cozumel sufrieron clonación de tarjetas por medio de skimmers en cajeros electrónicos; la información era enviada a Miami. HSBC detectó el caso, pues se hacían compras en ambos sitios al mismo tiempo.

Cuando estés fuera y uses un cajero automático, nunca aceptes la ayuda de un desconocido. Si te cuesta trabajo insertar la tarjeta, es posible que haya otro dispositivo extraño ahí.

También está el fraude cibernético conocido como vishing, en el cual pueden ofrecerte un producto muy barato a través de un mensaje o llamada, lo que posteriormente te conduce a proporcionar tus datos privados en un sitio web. La recomendación es ignorar promociones extraordinarias o verificarlas con la empresa.

Organizaciones como la American Hotel & Lodging Association advierten sobre la existencia de portales que imitan la apariencia de sitios web oficiales de hoteles. Por supuesto, si reservas en ellos pueden hacerte cargos ilegales o algo peor. Lo mismo ocurre con páginas de aerolíneas. Verifica bien la URL antes de hacer operaciones: debe tener el símbolo de un candado y el código.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS