5 maravillas naturales de piedra que todo mexicano debe conocer

Paisajes fuera de lo común a los que tu cámara no podrá resistirse
formaciones_rocosas_maravillas_naturales_mexico
El "Dedo de Dios" en Maruata. (Foto: Cortesía Secretaría de Turismo de Michoacán)
07/07/2018
01:00
Staff
-A +A

1. Prismas Basálticos
Columnas geométricas de basalto en forma de prisma forman las estrechas paredes de la Barranca de Santa María Regla, a 15 minutos del Pueblo Mágico de Huasca de Ocampo, Hidalgo. En cierta temporada del año, los Prismas Basálticos se ven bañados por cuatro cascadas, alimentadas por la presa de San Antonio Regla. La entrada es de 50 pesos por persona. Aquí encontrarás un centro turístico con un puente colgante.
 

2. Valle de las Piedras Encimadas
Parecen grandes rocas colocadas a propósito, una encima de la otra. Estas formaciones, que pueden alcanzar los 20 metros de altura, se encuentran en el municipio de Zacatlán de las Manzanas, en el estado de Puebla. Hace 65 millones de años, el viento, la lluvia y el sol comenzaron a esculpir estas rocas calizas. Alrededor de 60 monolitos ya han sido bautizados por los pobladores de la comunidad de Camotepec.  El Valle de Piedras Encimadas es un parque ecoturístico, ubicado a 25 kilómetros del Pueblo Mágico de Zacatlán.
 

 

Una publicación compartida de Pam (@chesse_vb) el

3. Valle de los Monjes
En territorio rarámuri, en plena Sierra Tarahumara, se encuentran cientos de columnas de roca calcárea de unos 20 metros de altura, que con el tiempo se han ido erosionando, dando como resultado "monjes gigantes" que quedaron petrificados (y que parecen estar encapuchados), según una leyenda. Este es uno de tantos paisajes surrealistas de las Barrancas del Cobre, en el estado de Chihuahua .Es una zona boscosa cercana al Pueblo Mágico de Creel, donde puedes contratar un guía para visitar la zona. El costo ronda los 80 pesos por persona.
 

4. Parque Nacional Sierra de Órganos
En el municipio de Sombrerete, en Zacatecas, este Parque Nacional es un bosque de coníferas en el que se originaron varias elevaciones escarpadas y monumentos rocosos generados por factores climáticos y geológicos. Hay dos versiones sobre la razón de su nombre:  la primera sugiere que estas rocas son similares a la forma de las  cactáceas llamadas órganos; la segunda (la más romántica) se debe a la fuerza del viento que atraviesa estos pilares de roca volcánica, produciendo un sonido parecido al de un órgano musical. Se encuentra a unos 60 kilómetros del Pueblo Mágico de Sombrerete.
 

 

Una publicación compartida de Vida.Mex (@vida.mex) el

5. El Dedo de Dios
El Dedo de Dios es un risco filoso que se alza en el mar, casi en la orilla de la playa de Maruata, en la costa michoacana. Esta playa es una de las más hermosas de México debido a sus acantilados. Se ubica en el municipio de Aquila, a cuatro horas de Uruapan. Cuenta con enramadas, alojamiento rústico y un centro de protección de la  tortuga marina. La palabra Maruata, significa, en purépecha, “donde hay cosas preciosas”.
 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS