Es Noticia:

​Se cumplen 100 años del nacimiento de 'El Santo, El Enmascarado de Plata'

Se cumplen 100 años del nacimiento del máximo icono en la Lucha Libre en México
Especial
23/09/2017
00:30
Mauricio Gutiérrez
-A +A

La leyenda más grande en la Lucha Libre mexicana, Rodolfo Guzmán Huerta, nació el 23 de septiembre de 1987 en Tulancingo, Hidalgo.

Trabajó en una fábrica textil y comenzó a entrenar Lucha Libre junto a sus hermanos Miguel y Jesús en el Casino de la Policía de la Ciudad de México.

En la década de los 30, se estableció como luchador bajo varios nombres: Rudy Guzmán, El Hombre Rojo, El Enmascarado, El Incógnito, El Demonio Negro, El Murciélago Enmascarado II y el último que pasaría a la historia del deporte en nuestro país, El Santo, El Enmascarado de Plata.

El nombre surgió después de que su entrenador, Jesús Lomelí, armó un equipo de luchadores con vestimenta plateada, sugiriéndole a Rodolfo Guzmán tres nombres: El Santo, El Diablo o El Ángel. El resto de la historia ya la conocen todos.

Luchó durante cuarenta años, en los que nunca fue desenmascarado, convirtiéndolo en una leyenda arriba del cuadrilátero. El Santo llegó a las historietas en la obra de José G. Cruz llamada Santo, El Enmascarado de Plata ¡Una aventura atómica!.

Los éxitos siguieron y la figura del Enmascarado de Plata apareció en la pantalla grande en muchas películas que lo retrataban como un héroe popular y un símbolo de la justicia.

Al ver siempre a Rodolfo Huerta debajo de la mascara del Santo, se creó el mito de que nunca se la quitaba; ese mito permaneció hasta que se retiró de la Lucha Libre en 1982. Dos años después, murió de un infarto de miocardio saliendo de un evento en el Teatro Blanquita.

Al día siguiente fue sepultado en Mausoleos del Ángel ante más de 10 mil personas que fueron a despedirlo, así como varios luchadores, entre ellos Black Shadow y Blue Demon, quienes cargaron el féretro.

El 5 de febrero de 1984, Rodolfo Guzmán Huerta murió y nació la leyenda de El Santo, El Enmascarado de Plata.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS