Realizan en Chile homenaje a víctimas por los sismos en México

Antes del encuentro entre la Universidad de Chile y el Everton de Viña del Mar, se guardó un minuto de silencio por las víctimas de los sismos en México
Foto: Twitter
23/09/2017
20:17
Notimex
-A +A

Los equipos chilenos de futbol Everton de Viña del Mar y Universidad de Chile guardaron hoy aquí un minuto de silencio por las más de 300 víctimas del reciente terremoto en México.

La escuadra “oro y cielo”, como se le conoce a Everton, se desplazó este sábado 120 kilómetros hasta la capital chilena para cumplir su partido de la séptima fecha del Campeonato Scotiabank Transición 2017 ante el club universitario azul.

Pero no era un partido cualquiera ni uno más, pues Everton es parte del mexicano Grupo Pachuca.

El terremoto del pasado martes que remeció a México también afectó al cuadro chileno, que durante toda la semana mandó mensajes de solidaridad a la nación del norte y pidió ayuda en redes sociales para los damnificados.

Por ese motivo, el equipo dirigido por Pablo Sánchez salió al campo de juego del Estadio Nacional de Santiago, ante unas 35 mil personas, con una camiseta especial que en su manga izquierda tenía el emblema de “Fuerza México” y una delgada cinta negra en señal de duelo.
 

Al inicio de los 90 minutos de juego, los 22 jugadores exhibieron un lienzo que decía “¡Fuerza México! El fútbol chileno está con ustedes”, tras lo cual se reunieron en el centro de la cancha junto a los árbitros y rindieron un minuto de silencio.

En el marcador electrónico del “coloso de Ñuñoa”, mientras, apareció la bandera mexicana para reforzar el momento de solidaridad con quienes están sufriendo a miles de kilómetros de distancia, momento de mucha emoción para los mexicanos presentes.

En la escuadra viñamarina militan los mexicanos Francisco Venegas (defensa), Iván Ochoa (volante) y Simón Steven (delantero), pero sólo los dos primeros estuvieron en cancha este sábado frente a la Universidad de Chile.

Y como la naturaleza tampoco quiso estar ausente de la jornada, el histórico recinto deportivo se remeció en el entretiempo del partido con un sismo 4.9 en la escala Richter, el que no pasó a mayores pero hizo recordar a muchos asistentes la tragedia mexicana.

Para la anécdota quedó el resultado del partido, un empate a dos goles con sabor a triunfo para Everton, que llegó a estar dos tantos abajo hasta los 32 minutos de juego.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios