El Chucky eclipsa a figuras de la selección

El extremo del Tri es la sensación y sabe cómo manejar la presión
Imago7. Hirving Lozano durante el entrenamiento de la Selección Nacional previo al juego ante Trinidad y Tobago
04/10/2017
00:30
Édgar Luna Cruz
-A +A
[email protected]

La figura del momento de la Selección Nacional no es Javier Hernández, a pesar de estar en una de las Ligas más poderosas del orbe... Tampoco es Andrés Guardado y su gran momento en España con el equipo revelación, el Betis de Sevilla.

Menos Jesús Manuel Corona y sus grandes goles en el Porto de Portugal.

A quien todos siguen, a quien todos idolatran es al joven de apenas 22 años, Hirving Lozano, quien de Pachuca brincó a Holanda, al PSV Eindhoven, donde se ha convertido en goleador y figura.

¿Eso no lo presiona? Parece que no, pues ahora se ve a un Chucky con más apertura, con respuesta un poco más largas a los medios de comunicación, esperando y enfretando todo lo que se le viene encima.

“Cuando llegas a la Selección Mayor siempre tienes esa carga, siempre se te exige más. Ese peso existe y hay que cargarlo”, dice el extremo nacido en la Ciudad de México.

Asegura que esto de la presión, no es nuevo para él... “desde que me dieron la oportunidad de estar en la Selección siempre hubo eso, así que me siento tranquilo, hago mi trabajo y ya. Me siento bien, creo que esto es del día a día, y ahora pues ahora me han salido bien las cosas pero no es para confiarse, sigo trabajando para elevar mi nivel, ojalá que todo se siga dando de buena manera”.

La campaña de Lozano con los Granjeros ha sido estupenda. En seis juegos en los que ha actuado, ha marcado seis goles.

Artículo

Tri venderá bufandas en ayuda a las víctimas del sismo

La bufanda se podrá conseguir durante el penúltimo juego del hexagonal final ante Trinidad y Tobago
Tri venderá bufandas en ayuda a las víctimas del sismo Tri venderá bufandas en ayuda a las víctimas del sismo

“Sólo aprovecho las oportunidades que me dan. Estar en Europa y jugar los partidos como titular suma mucho”.

En realidad el momento que vive Lozano es envidiable.

“Me siento contento en el club, me han recibido muy bien, y sí, siento que he elevado mi nivel, ahora lo que me queda es trabajar para mantenerlo”.

La mala nota, además de la expulsión que tuvo y le costó dos juegos de suspensión, fue estar a al expectativa de su familia, por el sismo del pasado 19 de septiembre. “Verlo desde lejos es muy complicado, pero fuera de la tragedia que hemos tenido, me siento feliz por ver cómo nos ayudamos entre mexicanos, ojalá lo sigamos haciendo en todo momento”, finalizó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS