De la avaricia a la mendicidad

Mercadólogos resaltan que muchos equipos, como Lobos BUAP no se preparan para ascender ni saben su valor
El Benja mín del futbol mexicano pidió de más por derechos de transmisión. FOTO: IMAGO
26/08/2017
00:34
Héctor Alfonso Morales y Sebastían García M.
-A +A

[email protected]

Lobos BUAP cometió el pecado capital de la avaricia, que hoy lo tiene en busca de la donación de sus aficionados para obtener recursos.

La directiva licántropa exigió a Televisa más dinero por sus derechos de transmisión de lo que realmente valen. El club quería siete millones de dólares y la televisora sólo ofertó cuatro.

No hubo acuerdo.

Ante la falta de dinero, los Lobos decidieron pedir donaciones a sus aficionados y estudiantes de la universidad poblana.

“Esta campaña nos va a ayudar a hacernos de recursos que hoy no tenemos, porque en la Primera División, pues el dinero nunca alcanza. Necesitamos para gastos de operación y el hecho de no tener televisión ha impedido que algunas empresas que están interesadas en el equipo no le quieran invertir”, acepta José Hanan, miembro del Patronato del club.

“¿Cuánto pueden sacar del boteo? Si obtienen un millón de pesos, eso no va a subsanar el tener un contrato por derechos de transmisión de los partidos como local”, cuestiona Francisco San José, catedrático de mercadotecnia de la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac.

“En aras de querer negociar un buen contrato de TV, los Lobos BUAP se compararon con UdeG y Dorados, y no tienes el mismo número de seguidores. Pudieron estar mal asesorados y pedir más”, añade el especialista.

Hussein Forzán, experto en mercadotecnica deportiva afirma que “muchos equipos no se preparan para ascender y no saben a lo que se enfrentan, ni su valor”.

“[Lobos] no tienen estudios acerca de su mercado y las televisoras sí. Ahí radica el problema, porque no interesan a todos”, considera.

Así es Cláusula Lobos-Televisa. La dirigencia de los Lobos BUAP reveló la existencia de una cláusula con la televisora de San Ángel que le ha impedido vender sus derechos de transmisión. ¿Cómo funciona? Alejandro Rojas, abogado Corporativo y del Deporte lo explica.

“El nombre correcto de la cláusula es cláusula de prelación o cláusula de primera opción. Seguramente está estipulada en el contrato por el cual Televisa transmitía en televisión restringida los juegos de Lobos BUAP en el Ascenso y consiste en que al ascender el equipo a Liga MX será Televisa quien tenga la mano para negociar el contrato de transmisión. De tener el equipo una oferta de otra televisora, Televisa deberá cuando menos igualarla para quedarse con el contrato”, indica el litigante.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS