aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Incondicional apoyo materno a campeones

En las carreras de grandes deportistas ha sido vital la figura de progenitoras
Incondicional apoyo materno a campeones

ENTREGADA. Yadira Silva se da tiempo para ser mamá y deportista olímpica. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Jueves 10 de mayo de 2012 Danieloa Navarro y Marco Sotelo | El Universal
Comenta la Nota

deportes@eluniversal.com.mx

Cambiar pañales, lavar la ropa, cocinar, atender a sus hijas y entrenar a doble sesión todos los días, es parte de la rutina diaria de Yadira Silva, deportista mexicana de tenis de mesa que competirá en los Juegos Olímpicos 2012. Ella ya ganó la medalla por el papel más importante de su vida: ser una excelente madre.

Este 10 de mayo Yadira festejará a su mamá Bárbara Llorente, quien siempre la ha apoyado en su carrera deportiva y ahora es su guía en los menesteres de la maternidad.

“Mi madre siempre ha sido un ejemplo, una de las personas más importantes en lo que es mi carrera como deportista. Siempre me apoya”, comentó Silva, madre de Yadirita, de seis años, y Angélica, de tres.

Para Yadira, la mayor dificultad en el reto de ser madre y deportista es tener que abandonar a sus retoños por largos periodos.

“Cuando salgo de viaje es complicado y triste, porque mis hijas se quedan en casa, pero están en buenas manos. Mi mamá las cuidará cuando me vaya a Londres”, comentó Yadira Silva, quien apoyará a sus hijas si deciden dedicarse al deporte.

El pilar de Paola Espinosa

De pequeña dejó a su familia por buscar convertirse en una de las mejores clavadistas del mundo. Paola Espinoza lo consiguió y en su aventura siempre la acompañó su madre, Josefina Sánchez.

“Mi mamá se interesó mucho en que yo practicara un deporte, así que me llevó a clases de todo hasta que me quedé en clavados.

“Cuando me invitaron a los 11 años a venir a la escuela de talentos del Comité Olímpico Mexicano mi mamá se vino un tiempo conmigo en lo que acababa la secundaria y después nos separamos. Pero mis padres siempre están cerca de mí y cuando estamos juntos aprovechamos esos momentos al máximo”, comentó Espinosa a EL UNIVERSAL.

Paola quiere ser madre algún día, pero no le gustaría que sus hijos practicaran los clavados.

“Sí quiero ser mamá algún día, pero no sé si que mis hijos sean clavadistas. No es lo que yo quisiera para ellos. Les enseñaría un deporte, pero clavados no, se sufre mucho”, opina la medallista de bronce en Beijing 2008.

“Felicidades a mi mami y también a mi hermana Fer, que proximamente dará a luz a mi primera sobrina, así que felicidades a las dos”, expresó con alegría Paola Espinosa.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD