¿Los nuevos Crocs de Balenciaga son los peores zapatos de la historia?

El diseñador Demna Gvasalia ha causado un gran revuelo por su más reciente colaboración
Cortesía
02/10/2017
15:04
Emiliano Villalba
-A +A

Para algunos fue un acierto, otros, simplemente no quisieron opinar del tema. Sin duda, la pieza que sobresalió en este Paris Fashion Week fue la colaboración de la firma Balenciaga con la empresa Crocs, famosa por sus zapatos de descanso. Este calzado en tonos rosa chicle, verde, amarillo, negro y con una plataforma de diez centímetros ocasionó una ola de comentarios en las redes sociales.  

_mon1123.jpg
Cortesía Vogue Runway

Sin duda, esta pieza es un guiño perfecto a la situación actual de la industria: se trata de la apropiación de objetos de uso “común” que son trasladados al mercado de lujo como un recurso “vanguardista” para elevar su valor al máximo, el cual, transforma no solo al objeto mismo, sino al posible “entorno” que lo rodea. 
 

 

Una publicación compartida de Crocs Shoes (@crocs) el

Al final, lo que sorprende no es el zapato en sí,  sino la colaboración de Balenciaga con Crocs y su desgarrador ímpetu para demostrar que la moda exclusiva no aparta a los objetos comunes del mercado de lujo y que la razón final de presentar estas piezas es la gran capacidad de la moda de tomar parte de la realidad y hacerla suya sin importar qué tan atractivo o no sea para el público

_arc1017.jpg
Cortesía Vogue Runway

¿Plagio o Inspiración?

El (ahora) icónico calzado de Crocs de Balenciaga no es el primero en aparecer en una pasarela de moda. En 2016, el diseñador Christopher Kane los propuso en su línea de Primavera-verano 2017. Con un efecto marmoleado y con piedras minerales como charms, los crocs de lujo vendieron miles de dólares a las pocas horas de salir a la venta. Aún así, la crítica y periodista de moda, Sara Mower los clasificó como “el calzado menos rescatable que la moda había visto jamás”.
 

A su vez, Roberto Piqueras, en su colección de Otoño-Invierno 2014 presentó un modelo de crocs con plataforma bastante similar a zapato de Balenciaga.  El diseñador español quiso apostar por algo mucho más extravagante y tomó prestada la estética del calzado y la transformó en un objeto con plataformas color blanco. ¿Inspiración? Aún así, el ditio Diet Prada declaró que tal vez esto “sólo sea un remix y un buen styling de Lotta Volkova”

6b442f02dc2ee6b13848c6a4f39ac78b.jpg
Cortesía

Sea cual sea la razón, de algo estamos seguros: Los nuevos crocs de Balenciaga se han convertido en un objeto de culto, como la playera de DHL (también lanzada por Demna en Vetements) que define una era en la industria de la moda. No sólo son sus tonos, su plataforma de diez centímetros o incluso la marca lo que la hace tan relevante, sino la propuesta que Demna ha centrado: en la estética de lo antiestético.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS