Trabajadores del INBA esperan buenas noticias

Crimen y Castigo
04/04/2018
00:23
Periodistas Cultura
-A +A

Trabajadores del INBA esperan buenas noticias

Los trabajadores del INBA contratados bajo el régimen Capítulo 3000 tendrán hoy un encuentro con las autoridades culturales para conocer la respuesta a las peticiones que les entregaron la semana pasada durante una reunión. De acuerdo con lo pactado, tendrían que recibir un calendario con fechas de los próximos pagos, así como una respuesta a su demanda más importante: obtener prestaciones como aguinaldo y vacaciones. El movimiento #YaPágameINBA, que hace unos días puso en jaque a los funcionarios culturales y logró un gran apoyo ciudadano a través de redes sociales, se ha mantenido activo pero con mucha menos fuerza. En Twitter, sobre todo, continúan los comentarios acerca de la compleja situación de los prestadores de servicio que cobran por honorarios. Ya veremos cómo evoluciona este antiguo problema, pero parece que la respuesta no será favorable, la expectativa es más bien cómo les van a explicar por qué no les pueden ofrecer prestaciones.

Murales contemporáneos vs. patrimonio histórico

Hace unas semanas, vecinos de San Cristóbal de las Casas solicitaron a artistas urbanos intervenir la fachada de una casa en el centro con un mural que muestra a un niño indígena sonriendo, una imagen que, dicen, se ha convertido en un atractivo para los paseantes. Días después, peritos del INAH notificaron a los dueños del inmueble que el mural alteraba la imagen de esa área declarada y que, por determinación de la Ley Federal de Monumentos, tenían que retirarla. Lo que normalmente sucede en estos casos es que la ciudadanía reclama que se ponga por encima al inmueble o el sitio histórico, pero esta historia tomó un rumbo diferente. En redes sociales, incluso en la plataforma Change.org, empezó a circular una petición con el hashtag #NoEsVandalismoEsArte pidiendo que el mural se mantenga, pues defienden que se trata de una imagen que representa a Chiapas y a la “inocencia infantil”. En Change.org la petición tiene ya unas 12 mil firmas. ¿Cómo enfrentará INAH una situación así?

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS