Teatro shakesperiano irrumpe en explanada del Tamayo

En el teatro isabelino se presentarán versiones de “Romeo y Julieta de bolsillo” y “Mendoza”
Teatro shakesperiano irrumpe en explanada del Tamayo
En la réplica del teatro isabelino se presentarán versiones libres de “Y algo de un tal Shakespeare”, “Romeo y Julieta de bolsillo” y “Mendoza”. Foto: Twitter / Teatro INBA
28/03/2018
17:06
Notimex
México
-A +A

Una réplica del teatro isabelino de William Shakespeare se ha apropiado de la explanada del Museo Rufino Tamayo, donde a partir del próximo 4 de abril habrá funciones de las versiones libres de “Y algo de un tal Shakespeare”, “Romeo y Julieta de bolsillo” y “Mendoza”.

En entrevista con Notimex, Jacobo Márquez, productor de esta propuesta titulada "Shakespeare: Teatro en el Parque", detalló que ha sido un gran reto instalar esta réplica por las condiciones del espacio donde se ha decidido ubicarla.

Tras mencionar que este proyecto parte de su similar de Nueva York, “Shakespeare in the Park”, donde trabajaron de cerca él y el también productor Claudio Sodi, Márquez señaló que el concepto de teatro isabelino tiene que ver con mostrar la armonía del espacio, la naturaleza, los colores, es decir, como si la estructura hubiera existido ahí desde siempre.
 

Y aunque reconoce que han tratado de darle su propia identidad, está instalación es una réplica del teatro isabelino de Shakespeare, por lo que en su programación incluirán una versión clásica de “Macbeth” y seis versiones libres de puestas en escena, a fin de acercar nuevos públicos, principalmente niños.

De acuerdo con el productor, el 40 por ciento del boletaje será gratuito y el resto ayudará a sustentar el proyecto de la iniciativa privada.

Por su parte, el diseñador de teatro, Adrián Martínez Frausto, compartió que hasta el día de hoy se lleva un 70 por ciento de la construcción del teatro, cuyo “diseño está pensado desde una estructura efímera, un esqueleto presente en Chapultepec”.

Con capacidad para 500 personas, este espacio cuenta con tres frentes, donde el público podrá estar de pie o sentado, “pero con mucha cercanía con los actores, a fin de que sientan cómo está planeada la narrativa de las obras de Shakespeare”, indicó.

En un recorrido por la estructura se observó que está protegida con caucho, lo que supone que si la lluvia se presentara, el público podría quedarse hasta el final de la presentación, ya que no habrá ningún riesgo y es parte de la experiencia que ofrece este espacio.

Paralelo a la programación teatral que han organizado, este espacio albergará conciertos, talleres, recorridos sobre cómo se concibió el teatro isabelino y muestras gastronómicas, entre otras actividades organizadas por el Museo Rufino Tamayo.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS