Perfil. Nicolás Echevarría, documentalista del mundo indígena

Es uno de los galardonados con el Premio Nacional de Ciencias, Artes y Literatura 2017
Nicolás Echevarría en la presentación de su documental "Memorial del 68" en septiembre de 2008. FOTO: Archivo.
09/12/2017
18:18
Redacción
-A +A

Las inquietudes creativas e intelectuales de Nicolás Echevarría han transitado por el cine, la música y la fotografía. La Secretaría de Educación Pública y de Cultura federal decidieron galardonarlo con el Premio Nacional de Ciencias, Artes y Literatura en la categoría de las Bellas Artes. 

Fue premiado por su investigación sobre las raíces del mundo indígena y mestizo, "plasmado en su extraordinaria trayectoria como realizador cinematográfico, documentalista, escritor, pintor y músico", así lo destacaron las secretarías en un comunicado conjunto.

Echevarría abandonó la carrera de arquitectura para entrar al Conservatorio Nacional de Música de la Ciudad de México, donde estudió composición y más tarde formó el grupo Quanta, con Mario Lavista.

En 1973 comenzó sus estudios de cine en Milenium Film Workshop de Nueva York y luego de animación en la School of Visual Arts. Sin embargo, se especializó en documental sobre el mundo indígena, tema que abarcaría casi toda su producción cinematográfica.
 

Artículo

Alberto Ruy Sánchez, sorprendido por el Premio Nacional de Artes 2017

Fue reconocido en el campo de la Lingüistíca por la calidad y originalidad de su obra
Alberto Ruy Sánchez, sorprendido por el Premio Nacional de Artes 2017Alberto Ruy Sánchez, sorprendido por el Premio Nacional de Artes 2017

De acuerdo a la página "Cine mexicano" de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) la "línea temática y la principal atención de Nicolás Echevarría es la religiosidad, aunada con la visión indígena y el ambiente místico que envuelve cada uno de los espacios que este realizador ha filmado a lo largo de su trayectoria".

Su trabajo

Músico, pintor, productor, director, guionista, fotógrafo y documentalista de cine entre su obra puede mencionarse su documental Hay hombres que respiran luz (1976), o el mediometraje Hikure-Tame. La peregrinación del peyote entre los huicholes (1975). Además: María Sabina. Mujer espíritu (1979) y Niño Fidencio, taumaturgo de Espinazo (1981), entre otros.

En 1986, Echevarría obtuvo la beca Guggenheim. En 1990, concluyó la cinta que más retrasos tuvo a lo largo de su carrera como director: Cabeza de Vaca (1990), basada en Náufragos del cronista Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Sobre ella, el cineasta dijo que "no trata de hacer una crónica cinematográfica totalmente apegada a la historia de 1528, sino una interpretación libre de la aventura de un hombre que de explorador se transforma en sobreviviente y luego en una especie de médico-brujo que llega a ser respetado por los indígenas".

Cabeza de Vaca participó en la selección oficial del Festival de Berlín 1991. 

Echevarría, además, ha realizado varias series de televisión como: Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe, en colaboración con Octavio Paz, para Televisa; Madero VivoLa sucesión presidencial y La Cristiada, testimonios de una epopeya, para editorial Clío.

Vivir mata (2001) es su más reciente película, para la cual trabajó el guión junto con Juan Villoro, con quien ya ha realizado varios proyectos, indicó la UNAM.

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS