Sismo interrumpe plan para restaurar murales de SCT

En los murales de los distintos edificios del complejo se desprendieron algunas pedacearías de piedra
El inmueble tiene obras de ocho muralistas y dos escultores (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
28/09/2017
00:20
Sonia Sierra
-A +A

[email protected]

El patrimonio cultural del edificio de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no sufrió graves daños tras el sismo del 19 de septiembre, de acuerdo con el oficial mayor de la SCT, Rodrigo Ramírez Reyes. Pero por lo pronto quedó en el aire un proyecto de restauración y conservación de las obras que este año había solicitado la Secretaría al INBA, una propuesta que ascendía a casi 13.5 millones de pesos.

El edificio, en Eje Central y Avenida Universidad, resultó afectado por el terremoto y desde el martes el personal ya no labora en este inmueble.

Ramírez Reyes dijo a EL UNIVERSAL que Alejandro Horacio Martin Faure, del CENCROPAN (Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble del INBA), hizo una inspección física del inmueble y tomó fotografías de los murales y de las esculturas, y que se espera el informe.

Un dictamen de la Dirección General de Servicios Técnicos de la SCT concluyó que en los murales de los distintos edificios del complejo se desprendieron algunas pedacearías de piedra y juntas de cartón entre mosaicos.

El oficial mayor detalló que las esculturas no sufrieron daños, pero que un mural de José Chávez Morado perdió algunas piezas de mosaico, de 80 por 80 centímetros, y otras de las pinturas también perdieron mosaicos. Aclaró que no hubo daños en las obras de Juan O’Gorman.

El inmueble, diseñado por los arquitectos Carlos Lazo, Augusto Pérez Palacios y Raúl Cacho, fue inaugurado en 1954. El proyecto inicial se integraba por cuatro edificios, identificados como cuerpos A, B, C y D. En cada uno se crearon murales, los cuales se hicieron con la técnica mosaico mexicano que consiste en la colocación de piedras de colores (vidrio, barro cocido y esmaltado). Estas obras son visibles desde las calles.

Allí hay tres murales de O´Gorman: Canto a la patria, Independencia y progreso, y Los Libertadores, en el cuerpo B; en el cuerpo A realizó cinco obras José Chávez Morado: Los Mayas, Conquista y Libertad, Los Aztecas, Cosmogonía y Cuatros siglos de comunicaciones; en el cuerpo C hay obras de Guillermo Monroy: Sol de tierra y Jaguar ; de Arturo Estrada, Sol de aire ; de Luis García Robledo, Al héroe del trabajo; de Rosendo Soto, El trabajo obrero y campesino e Intercambio de Productos; de José Gordillo, Sol de agua; y de Jorge Best, Sol de Lluvia y Fuego.

Las esculturas son obra de Francisco Zuñiga, es un relieve en una superficie de 200 metros cuadrados, con siete metros de alto, en piedra chiluca; la obra se conoce como Los relieves de Zuñiga y representa el origen de las comunicaciones. La otra escultura es Cuauhtémoc, de Rodrigo Arenas Betancourt.

La SCT informó que durante el terremoto de 1985 varias obras se deterioraron irreversiblemente, pero que fueron reconstruidas en gran parte por el INBA. En 2012 se habían restaurado algunas con una inversión de cerca de 12 millones de pesos. Aunque no se sabe qué pasará con el edificio, el oficial mayor dijo que si hay que hacer ajustes en el mismo, el patrimonio cultural será prioridad, y que si hubiera que hacer un traslado existen técnicas modernas para su retiro seguro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS