Rescate de iglesias en Oaxaca devolverá "identidad"

Los sismos de septiembre sumaron más de mil 800 inmuebles históricos y de valor cultural dañados
FOTO: Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL.
26/10/2017
11:48
EFE
Tehuantepec, Oaxaca
-A +A

El estado mexicano de Oaxaca está inmerso en un proceso de restauración de las iglesias y otros bienes históricos y culturales dañados por los sismos de septiembre, con lo que se pretende ayudar a recuperar parte de la "identidad" de los pueblos damnificados.

"Lo que hacemos es proteger la identidad, de alguna manera, porque mucha gente se siente identificada con estos bienes", afirmó Jesús Guevara, a quien el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) puso a cargo de los proyectos de rescate de bienes inmuebles en esta región del sur de México.

Con los terremotos de magnitud 8.2 y 7.1, registrados los días 7 y 19 de septiembre, respectivamente,"surge la emergencia de rescatar bienes inmuebles, porque se les caen los techos y empiezan a agrietarse muchos de ellos, se empiezan a debilitar", señala.
 

Artículo

“La máquina viene y ya es basura mi cultura”

El maestro Jaime Tirso Pérez Venancio busca preservar la casa que abrió en San Gregorio Atlapulco, que el sismo dañó
“La máquina viene y ya es basura mi cultura”  “La máquina viene y ya es basura mi cultura”

De acuerdo con datos del INAH, los dos movimientos telúricos -que provocaron la muerte de 471 personas- sumaron más de mil 800 inmuebles históricos y de valor cultural dañados.

El primero de los sismos, el del 7 de septiembre, golpeó duramente a los estados sureños de Oaxaca y Chiapas, dejando cerca de 550 monumentos y edificios históricos perjudicados.

Dentro del Istmo de Tehuantepec, donde más se sintieron los daños, uno de los ejemplos representativos es el templo de Santo Domingo de Guzmán.

En esta construcción religiosa, ubicada en el municipio de Tehuantepec, el techo colapsó y el retablo se volvió inestable.

Por ello, los técnicos pusieron un techo de lona y cubrieron el retablo con madera, por "si existe otro evento telúrico, se proteja lo más posible y no colapse", explica Guevara.

A continuación, se realizó un inventario de todos los bienes del recinto que encontraron, para proceder con la restauración.

"La intención es restaurarlos y colocarlos en su lugar, para que la gente siga con esos rituales y así no se pierda la devoción", comenta.

Asimismo, Guevara resalta que el equipo se encarga de "rescatar" la historia, porque en el municipio hay inmuebles que van desde el siglo XVIII hasta la fecha.

"Los templos son lugares donde se cobijan, donde se recogen un montón de elementos que para nosotros son importantes porque son parte de la historia de este pueblo", señala.

Parte del inventario del templo ha acabado en un lugar inesperado: la casa de Margarita Carballo Reyes, una vecina de Tehuantepec. Entre las figuras destacan la de Santo Domingo de Guzmán, que presidía el templo.

Carballo comenta que está "muy contenta" y "dichosa" de que "todos los santos" se hayan quedado resguardados en su casa.

La vecina, ya veterana, relata que vinieron a inspeccionar su casa para ver si tenía las condiciones necesarias para resguardar la imagen de Santo Domingo.

Una mujer le dijo que "estaba bien, que se quedara el santo" y le preguntó si aceptaba que el resto de imágenes fueran trasladadas allí.

"Le dije que con todo gusto. Una pieza (habitación) en especial no tengo, pero si quieren en la salita, yo lo recibo con todo gusto", evoca Carballo.

La secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, dijo en una comisión de la Cámara de Diputados que la restauración de los bienes históricos y culturales tendrá un costo de más de 10 mil millones de pesos (523,89 millones de dólares).

Los dos sismos del mes pasado, a los que se añade la réplica del 23 de septiembre, dejaron daños en el patrimonio de once estados del país, y llevará alrededor de 30 meses su restauración.

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS