Reactivar economía en Oaxaca, nueva tarea de Amigos del IAGO y del CFMAB

Durante cuatro meses, 45 cocinas comunitarias a cargo de varias mujeres suministraron 193 toneladas de alimentos de la canasta básica a damnificados (CORTESÍA IAGO)
24/01/2018
00:38
Redacción
-A +A

[email protected]

La asociación civil Amigos del IAGO y del CFMAB informó que el 16 de enero fue el último día en que se surtieron los comedores comunitarios en Oaxaca, creados para apoyar a los damnificados de los sismos de septiembre, y que ahora concentrará sus actividades en el desarrollo de proyectos que ayuden a reactivar la economía de la región.

Con la idea de apoyar a los damnificados de los sismos que afectaron severamente la región del Istmo de Tehuantepec, el maestro Francisco Toledo, a través de Amigos del IAGO y del CFMAB A.C. (Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca y Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo), decidió habilitar comedores comunitarios que durante cuatro meses prestaron servicio gracias a las aportaciones que hizo la sociedad civil desde distintas partes del mundo.

La AC., a través de un comunicado, detalló que durante ese tiempo se suministró a las cerca de 50 cocinas comunitarias lo necesario para que sirvieran de desayunar, comer y una merienda a los afectados que perdieron prácticamente todo.

El maestro Francisco Toledo, fundador de la A.C., informó que esta asociación se encargará de desarrollar proyectos que ayuden a reactivar la economía en dicha región, y agradeció a todas las personas que aportaron los recursos útiles para poder sostener 45 cocinas comunitarias en el Istmo de Tehuantepec durante cuatro meses, tiempo que se suministraron 193 toneladas, de alimentos de la canasta básica, de higiene personal, así como de frutas y verduras.

En el comunicado se explica que además de lo que se enviaba desde la ciudad de Oaxaca, en el Istmo de Tehuantepec todos los días se adquirían 300 kilos de tortillas y 4 mil piezas de pan; semanalmente se suministraban 450 kilos de carne fresca y alrededor de 30 cajas de huevo blanco, durante el 10 de septiembre y el 16 de enero, con la idea de reactivar la economía de la zona.

En el desarrollo de este programa, fue fundamental el trabajo de las cocineras que estuvieron preparando los alimentos, el equipo de jóvenes que coordinó la distribución de los alimentos cada semana y la brigada comunitaria Los To-topos. Amigos del IAGO y del CFMAB A.C. también organizó durante estos meses actividades culturales y deportivas con el fin de llevar entretenimiento a los niños, cuyas aulas escolares resultaron dañadas por los sismos.

Las cocinas comunitarias funcionaron gracias a las aportaciones del maestro Francisco Toledo y por los donativos económicos y en especie que hizo la sociedad civil. Amigos del IAGO y del CFMAB A.C. informó que seguirán apoyando diversos proyectos en el Istmo de Tehuantepec.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS