Presentan pieza olmeca sustraída hace décadas

El bajorrelieve fue saqueado entre 1968 y 1972 de un ejido en Ocosingo, Chiapas. Muestra la figura labrada de un hombre con rasgos olmecas. (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
21/12/2017
00:22
Abida Ventura
-A +A

En 2015, México recuperó en Francia un bajorrelieve olmeca saqueado entre 1968 y 1972 de un ejido en Ocosingo, Chiapas. Después de ser restaurada, la pieza que muestra la figura labrada de un hombre con rasgos olmecas será exhibida durante un mes en el vestíbulo del Museo Nacional de Antropología.

En un momento en el que se da a conocer que México perdió la batalla legal en Alemania contra el coleccionista costarricense Leonardo Patterson por la posesión ilegal de unas 690 objetos arqueológicos mexicanos, el INAH presentó ayer la exhibición de esta pieza como un ejemplo de los esfuerzos que realiza para la repatriación del patrimonio saqueado y para que el público conozca “las repercusiones del tráfico ilícito de bienes culturales”.

“Me da mucho gusto presentar esta pieza ejemplar en el trabajo que el INAH hace con relación a la repatriación del patrimonio de México que ha salido de manera ilegal de país. El saqueo es una práctica que afecta no sólo nuestra riqueza cultural, sino al mismo contexto en donde se encuentran la piezas, éste es el caso porque la pieza fue desprendida de su entorno natural”, dijo la coordinadora Nacional de Asuntos Jurídicos del INAH, María del Socorro Villarreal al encabezar la presentación de este bajorrelieve de más de 2 metros que durante 45 años estuvo en manos de un coleccionista particular, quien lo tenía empotrado en un muro.

Descrita como “una obra maestra del arte olmeca”, la escultura muestra una figura humana de pie con un turbante. Al momento del saqueo, el labrado con más de 3 mil años de antigüedad fue cercenado y mutilado en cuatro partes. Para ponerlo en pie fue apuntalado con un arnés metálico. La pieza, según la abogada, fue localizada en Francia a finales de 2014, cuando los familiares del coleccionista la vendieron a una casa de subasta, la cual descubrió que era una obra robada y que sería difícil venderla, por lo que contactó a la Asociación de Amigos de México en Francia. Indicó que a través de esta instancia y las gestiones de la Secretaría de Relaciones Exteriores y del INAH se logró la repatriación.

La funcionaria aclaró que no hubo un proceso judicial para la recuperación de la pieza, pero destacó el hecho de que sea la primera que se pueda repatriar de Francia.

Será exhibida este diciembre y enero en el vestíbulo del recinto; después será trasladada a la Sala Culturas de la Costa del Golfo del museo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS