Preparan el apuntalamiento en dos torres de la Catedral

Debido a su fragilidad, las tres esculturas de Manuel Tolsá serán sustituidas por réplicas
Especialistas ya monitorean las esculturas de Tolsá y los campanarios. (ALONSO ROMERO. EL UNIVERSAL)
17/10/2017
00:46
Abida Ventura
-A +A

[email protected]

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) comenzarán ya los trabajos de apuntalamiento de las dos torres del campanario de la Catedral Metropolitana que resultaron afectadas en el sismo de hace casi un mes.

Ayer por la mañana, se pudo ver a personal laborando y caminando por los andamios que rodean las dos esculturas que aún permanecen sobre el reloj de la fachada. Hasta el 19 de septiembre, ese cubo soportaba tres piezas diseñadas por el escultor valenciano Manuel Tolsá a principios del siglo XIX: La Esperanza, La Fe y La Caridad. En un video que circuló ayer en redes sociales, compartido por usuarios, se ve el momento en que la primera escultura se desploma, rebota en algunas cornisas y se estrella en el piso. Su caída provocó un boquete que aún se puede ver en el atrio del recinto.

Según la oficina de comunicación del INAH, las labores que ayer realizaron especialistas en el lugar forman parte de los trabajos de monitoreo que se le están dando a estas piezas, así como a los campanarios que ya empezarán a ser apuntalados para reforzarlos y evitar más afectaciones. Esos trabajos de apuntalamiento, dijo a este diario la semana pasada el coordinador Nacional de Monumentos Históricos del instituto, Arturo Balandrano, consistirá en reforzar “los elementos más frágiles que son los vanos, las ventanas que se ven en las torres del campanario, para asegurar su estabilidad estructural y permitir que los trabajos de restauración se hagan con la mayor seguridad posible”.

Para los apuntalamientos y análisis estructural que se realizan en el recinto histórico, el Instituto y la dirección de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura colabora con especialistas del Instituto de Ingeniería de la UNAM, un equipo encabezado por el ingeniero Roberto Meli, quien anteriormente ya ha trabajado en la cimentación del edificio.

Ahora, debido a su fragilidad e inestabilidad, las tres esculturas de Manuel Tolsá serán sustituidas por réplicas, según ha informado el instituto. Las originales serán exhibidas en la Catedral.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios