Palacio de Bellas Artes, una historia de 83 años

"La verdad sospechosa", de Juan Ruiz de Alarcón, fue la primera obra que se presentó en el recinto
Foto: Archivo EL UNIVERSAL / Germán Espinosa
29/09/2017
12:25
Redacción
Ciudad de México
-A +A

El Palacio de Bellas Artes es uno de los íconos que proyectan a México en el extranjero. El recinto fue inaugurado el 29 de septiembre de 1934 por el presidente Abelardo L. Rodríguez.

En estos 83 años sus espacios han sido testigos de diferentes momentos de la historia de México. A continuación recordamos algunos.

1. El arquitecto Adamo Boari, entre 1902 y 1904, aceptó llevar a cabo el sueño porfiriano de construir el gran Teatro Nacional que conmemoraría el Centenario de la Independencia. Sin embargo, el trabajo fue terminado por Federico Mariscal alrededor 30 años después, con un costo de alrededor 19 mdp.

2. El recinto fue inaugurado con la presentación de la obra La verdad sospechosa, de Juan Ruiz de Alarcón. La música del montaje estuvo a cargo de Manuel M. Ponce. 

3. Los cuatro pegasos que están afuera de Bellas Artes no siempre estuvieron ahí. Su creador fue el escultor catalán Agustín Querol. A pesar de que no se tiene documentación, se dice que Boari alguna vez vio los entes míticos que realizó Querol en el Ministerio de Agricultura en Madrid y lo contrató. El plan original era que los pegasos coronaran la parte superior del Palacio. Sin embargo propiciaban el hundimiento del palacio, por lo que fueron enviados a la Plaza de la Constitución, en 1921. En la década de 1930, cuando se reanuda la construcción, Federico Mariscal consideró que era necesario que los corceles formaran parte de Bellas Artes y fueron reubicados una vez más. 

4. La Sala Principal del Palacio de Bellas Artes es la más importante del país. Cuenta con una cortina compuesta por cerca de un millón de piezas de cristal opalescente. El motivo de su decoración son los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. El paisaje es el mismo que podía admirarse desde las ventanas del recinto a inicios del siglo XX. Fue hecha por la Casa Louis C. Tiffany, de Nueva York, con motivo de crear un telón protector contra incendios, una de las grandes preocupaciones de la época.

5. El recinto ha contado con la presencia de Nuyerev, María Callas, Plácido Domingo, Luciano Pavarotti, Maurice Béjart, Lola Beltrán y Joan Manuel Serrat. En marzo de 1996, el poeta Jaime Sabines congregó a miles de personas ávidas de escuchar sus versos. Entre los homenajes póstumos más emotivos están los de Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y Juan Gabriel.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios