Mínimos daños en monumentos artísticos: INBA

El edificio La Nacional será sometido a una restauración de fachada; los daños no son estructurales, dice un ingeniero de Carso. (ALONSO ROMERO. EL UNIVERSAL)
27/09/2017
00:21
Yanet Aguilar, Sonia Sierra y Alida Piñón
-A +A

[email protected]

Los 36 Monumentos Artísticos declarados que se ubican en la Ciudad de México no tuvieron una afectación mayor, informó ayer el INBA en un comunicado. Sin embargo, algunos se encuentran en espera de dictamen, como la Torre de Investigación en el Centro Nacional de las Artes, el Teatro Julio Jiménez Rueda, el edificio La Nacional y el Cine Ópera. Además, de acuerdo con Lidia Camacho, directora del INBA, los 57 inmuebles del Instituto tampoco presentan daños.

“Ya tenemos dictámenes. Por ejemplo, el edificio de Prisma (en Juárez y Reforma) no tiene ningún tipo de daño, según nos reportó un dictamen de Colinas de Buen; Palacio de Bellas Artes, el Teatro Regina, el Centro Cultural del Bosque, la Subdirección General de Educación e Investigación Artística, en la calle de Londres, así como las escuelas en el Centro Nacional de las Artes, la Escuela Superior de Música, La Esmeralda y la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea están bien y no sufrieron ningún tipo de daño”, dijo en entrevista.

Espacios como el Museo Nacional de Arte y el Nacional de San Carlos tuvieron daños menores y ya han sido atendidos.

En lo que se refiere a la obra mural que resguardan distintas dependencias públicas y privadas, se han revisado 421 murales en aproximadamente 30 recintos, donde se han detectado sólo pequeñas fisuras y algún desfase en paneles. Por lo que respecta a los murales que forman parte del acervo del INBA, se han revisado en su totalidad y no sufrieron ninguna afectación.

La funcionaria agregó que hay un censo de casonas en las colonias Roma y Condesa. “Hay aproximadamente 6 mil 498 inmuebles artísticos en la Cuauhtémoc, de los cuales 531 ya fueron revisados y no hay reportes de daños. Es un universo amplio. Se trata de inmuebles privados y tenemos que trabajar de la mano con Protección Civil y con el gobierno de la Ciudad de México, con la delegación y con los propietarios”.

La Nacional. El edificio conocido como La Nacional, en Avenida Juárez, cuenta con un predictamen que no indica reporte de daño estructural. “Estamos en espera del dictamen final que está realizado Carso y nuestros especialistas en estos temas”, indicó Camacho. Dijo que debido a esta situación mandos medios y superiores no han parado de laborar desde el día del sismo.

Aun cuando están a la espera del dictamen final, ayer alrededor de las 12:30 horas, Carso comenzó el montaje de andamios y tapial para iniciar la restauración de la fachada del inmueble que durante varios años fue el primer rascacielos de México con sus 50 metros de altura.

El ingeniero a cargo dijo que como estructuralmente el edificio no está dañado, sólo harán trabajos de reparación física, “de apariencia”. Mientras tanto, cientos de ciudadanos se detenían para tomar fotos a la gran separación que se abrió entre este inmueble y el edificio contiguo. Él asegura que “sin sismo no hay riesgo de que se caiga, con sismo todo está propenso a caer. Ya lleva varios sismos superados precisamente por la buena instalación de pilotes”.

Respecto a las funciones, Lidia Camacho explicó que todas las actividades de esta semana serán canceladas, incluidas las del fin de semana. Sobre las fechas que han sido canceladas desde el 19 de septiembre, indicó que obedecen a un tema de seguridad del público y de los artistas, así como a la declaratoria de emergencia que emitió el gobierno de la Ciudad de México, al luto y a la solidaridad.

“Lo que podamos reprogramar, lo haremos. Los teatros tienen una programación fija, así que vamos a ver cómo ir ajustando el próximo año. Hasta este momento se han cancelado 406 funciones, entre 85 de teatro, 33 de danza, 59 de música, 200 de artes visuales; y 24 de literatura; además de la ópera La Fanciulla del West, que este año ya se ve difícil retomarla pero vamos a considerar hacerla el siguiente año”.

Las obras en la SCT. Sobre los murales en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Camacho dijo que en principio no se encuentran afectados. “Ya tenían de suyo algunas fisuras, pero a raíz del sismo no hubo mayor afectación”.

El conjunto mural en la SCT ya había sufrido daños irreversibles en el terremoto de 1985. Rodrigo Ramírez Reyes, oficial mayor de la SCT, informó ayer que, como consecuencia del reciente sismo, las obras no sufrieron desprendimiento de su base y que “no hay daños graves en este patrimonio”. Explicó que en algunos hubo desprendimientos de los mosaicos y que no fue posible el rescate de estas piezas porque cayeron en un área riesgosa o en cubos de difícil acceso. Aunque describió como “pequeñísimos” los desprendimientos, dio cuenta del caso de un bloque de una de las obras de José Chávez Morado, de 80 por 80 cm., aproximadamente, que se cayó, y que sí fue rescatado.

Ramírez Reyes detalló que en el inmueble se encuentran trabajos artísticos de ocho creadores; otros de ellos son Juan O’Gorman —cuya obra no sufrió dañó—, Arturo Estrada, Francisco Zúñiga y Rodrigo Arenas Betancourt (de los dos últimos, se trata de esculturas).

Tras el terremoto, el Cencropam del INBA hizo una inspección física y se espera el informe. Acerca del futuro de las obras, en caso del traslado de la SCT, el oficial mayor dijo que en cualquier caso el patrimonio artístico será una prioridad.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS