México, aún sin postura sobre caso Leonardo Patterson

Piezas incautadas al coleccionista, entre ellas objetos del país, le fueron devueltas
FOTO: EFE.
28/11/2017
00:23
Abida Ventura
-A +A

[email protected]

Mientras en Europa el costarricense Leonardo Patterson busca refugio para su cuestionada colección de piezas precolombinas que permanecían incautadas en Alemania, en México las autoridades siguen sin dar una postura sobre el caso y sobre las posibilidades que tienen para continuar con el reclamo de 691 objetos arqueológicos mexicanos de ese acervo que ya fue restituido al coleccionista.

EL UNIVERSAL ha solicitado al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y a la Secretaría de Relaciones Exteriores su opinión respecto al tema, pero hasta el momento no se ha obtenido respuesta. La Dirección de Medios del INAH dijo ayer que el área jurídica del instituto está en comunicación con sus abogados en Alemania para tener la información completa.

Este sábado, el diario español El País reveló que la colección Patterson, conformada por más de mil piezas arqueológicas y que se encontraban retenidas en Alemania, fueron liberadas y restituidas al coleccionista, quien ha sido señalado por tráfico ilícito y falsificación de bienes culturales.

Según el periódico, la colección fue llevada de Munich a París desde julio del año pasado y actualmente se encuentra en el almacén LA Art de la capital francesa en espera de ser trasladada finalmente a Santiago de Compostela, donde en 1997 Patterson expuso este tesoro arqueológico. Fue gracias a esta exposición que arqueólogos alertaron de la ilegalidad de este acervo. A partir de entonces, países como México, Perú y Guatemala han reclamado la repatriación de sus bienes culturales contenidos en ese fondo, ya que fueron sacados de manera ilegal de sus países de origen.

El diario español no da detalles de cómo se realizó el traslado de las piezas, algunas de las cuales siguen bajo sospecha de ser falsas. De ese acervo, México había identificado 691 piezas de su propiedad, por lo que desde 2015 se encontraba gestionando ante las autoridades alemanas la restitución del lote.

Ahora, según la información difundida, el proceso se podría reactivar en España. Sin embargo, Juan Antonio Molina, del despacho de abogados que se encargó de la gestión del traslado de las piezas, dijo que la colección “está limpia” y “está todo ganado en los tribunales”, por lo que los países “han perdido su oportunidad”.

Hasta ahora, las únicas piezas que el gobierno mexicano ha podido reclamar son un par de objetos de madera, originarios de la zona de Veracruz.

En marzo pasado, al anunciar la repatriación de tres manuscritos novohispanos que habían sido robados en 1932, el director del INAH, Diego Prieto, sostuvo que continuaban las negociaciones con las autoridades alemanas para recuperar las piezas mexicanas de la colección en cuestión, aunque aseguró que hasta entonces no se había logrado nada en concreto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS