Más que una fantasía: Mitos y realidades de los Reyes Magos

Más que una fantasía Melchor, Gaspar y Baltasar son conocidos por llevarle ofrendas a Jesús 12 días después de su nacimiento. Sin embargo, su historia posee sorpresas que no imaginas
La historia está llena de misticismo. (Especial)
05/01/2018
00:43
Emiliano Villalba
-A +A

Cada año, niños de diferentes regiones de latinoamérica y España esperan con ansia la llegada de tres reyes que traen consigo regalos, dulces y juguetes como premio a una buena conducta.

“El festejo empieza desde una noche antes, cuando los pequeños lanzan cartas en globos de helio o dejan en sus zapatos las peticiones que han escrito”, comenta el antropólogo de la Escuela Nacional de Antropología e Historia Víctor Fabián Ruiz Rosales, y añade: “Esta fiesta representa un pasaje bíblico, en la cual, reyes de Oriente visitan a María y José para conocer al nuevo rey, que escapó de Herodes. Los regalos y juguetes que vemos ahora simbolizan las ofrendas que estos personajes llevaron al niño Jesús”.

No obstante, el paso del tiempo ha hecho que la historia original haya sido modificada y ha dado paso a muchas interpretaciones. A continuación, mencionaremos cinco mitos y realidades de esta peculiar historia.

1. Eran más de tres
Aunque conocemos el relato de tres reyes que visitaron al niño Jesús para entregarle mirra, incienso y oro, la historia que nos efecto hayan sido solo tres personas los que dieron las ofrendas al nuevo rey”, comenta Victor Fabián.

“En el Evangelio según Mateo se da constancia de que existieron los Reyes Magos y solo se menciona que vinieron de algún lugar de oriente. No se sabe realmente cuántos eran”.

2. Eran hechiceros
Una de las incógnitas presentes durante este tiempo es la razón por la cual a estos Reyes se les cataloga como Magos. “La razón  viene de que un mago, en épocas bíblicas no era un hechicero, sino una persona que poseía un gran conocimiento en la ciencia”, menciona el antropólogo y continúa: “su conocimiento en astronomía
los guió hacia Jesús”.

3. El origen de su nombre
La leyenda dice que estos tres Reyes Magos, que conocemos como Melchor, Gaspar y Baltasar, caminaron una gran distancia siguiendo las estrellas y las órdenes de los ángeles de visitar al nuevo niño rey, Jesús. Sin embargo, el origen de los nombres no se remonta a lo escrito por Mateo en la Biblia. Por el contrarío, “se sabe que la primera vez que se nombran a los Reyes Magos es en un texto escrito llamado 'Liber Pontificalis' en el siglo IX, que es la recopilación de anécdotas y documentos biográficos de los Papas de antaño”, declara Víctor Fabián Ruiz.

4. Su propia constelación
Alguna vez nuestros padres hicieron que miráramos al cielo y buscáramos a los tres Reyes Magos. Arriba, en el manto estelar npodíamos observar que había tres estrellas brillantes y casi alineadas, que anunciaban la cercanía de la fecha para la visita del nuevo rey. No obstante, esta agrupación estelar no pertenece a los Reyes Magos, sino que es la constelación de Orión o también conocida como cinturón de Orión.

“Orión representa a un guerrero que está a punto de atacar. Es común decir son los Reyes Magos por su forma y porque son tres estrellas las que observamos con mayor facilidad”, menciona el antropólogo.

5. El festejo
El 6 de enero es una fecha en la que además de recibir regalos se parte la tradicional rosca y se comparte en familia. Sin embargo, el pasaje bíblico de los Reyes Magos se celebra junto con la fecha de la epifanía, que el antropólogo explica: “Esta fecha es importante porque además de celebrar los obsequios (que actualmente se traducen en juguetes) que recibió el niño-rey en el establo, se celebra la santísima epifanía: la revelación de Jesús ante el mundo y que se vincula con la visita de los Reyes Magos a María y José.” 
 

Artículo

Popular myths about the Three Wise Men

Time has caused the original tale of the Three Wise Men to change and has given birth to several myths
Popular myths about the Three Wise MenPopular myths about the Three Wise Men

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS