La fotógrafa Graciela Irutbide recibirá homenaje en Oaxaca

En el marco de la Feria Internacional del Libro Oaxaca la artista reconoció que ya no existen las condiciones favorables para resguardar su acervo
04/11/2017
22:50
Yanet Aguilar Sosa
OAXACA
-A +A

“No me quiero morir, quiero seguir fotografiando lo que pueda. Mi cámara es el pretexto para conocer la vida, espero tener el tiempo para seguir haciendo mi trabajo y que cada foto siga siendo una sorpresa, cuando ya no lo sea lo dejo”, señaló la fotógrafa Graciela Iturbide al hablar de su obra y de su pasión por la fotografía que ahora se mostrará en el Centro de las Artes San Agustín como parte del homenaje que le rinde la Feria Internacional del Libro Oaxaca 2017.

La creadora aseguró que se acervo se conforma de muchísimos materiales pero no tiene la cifra final, aunque se trata de un acervo bien organizado y preservado. “Mi Archivo sólo Dios cómo esté; pienso que está bien porque tengo cajas libres de contaminación, tengo sobres donde están mis negativos pero evidentemente cada vez que voy y fotografío son muchos rollos, muchas fotos que no sirven, pero también muchas fotos que sí sirven. Está más o menos organizado”.

La artista de la lente que está en Oaxaca para recibir mañana un homenaje de la Feria del Libro, dijo en conferencia de prensa que en México las condiciones para preservar los materiales fotográficos son fatales y no hay dónde ya resguardarlos, ni siquiera en la Fototeca de Pachuca, por lo que está en el proceso de ver dónde dejar su archivo, porque no quiere que sea un problema para sus hijos.

“Me da mucha pena decirlo porque es mi país, pero las condiciones que hay en México son fatales, en Pachuca por ejemplo ya no caben archivos, ya no se puede; hay universidades en Estados Unidos como Standford, como Princeton, donde también están los archivos de muchos mexicanos, donde tienen mejores condiciones, evidentemente es por su economía. Qué maravilla sería que en México hubiera bóvedas para poder guardar la memoria de todos los que fotografiamos, sea buena o sea mala, pero es una memoria”, señala la autora de la célebre imagen conocida como “La Señora de las Iguanas” o “La Medusa de Juchitán”.

Graciela Iturbide reconoce que le gustaría mucho que en México hubiera buenas condiciones para resguardar los archivos fotográficos, para no saber que luego de algún tiempo sus negativos van a estar rotos.

“No es por vanidad, es por lo que has trabajado y por muchas cosas que has trabajado en México y en otros países pero que es una memoria al fin y al cabo, ojalá que esa memoria fuera perdurable para la gente que le pueda servir, yo tengo un archivo de las fiestas, de Juchitán, qué quizás pueda servir. Todo mundo aspira a que tu archivo esté en buenas condiciones para que pueda servir a todo público”, afirmó Iturbide.

msl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS