Italia recupera vestigio de un barco de Calígula

El fragmento formaba parte del Museo de las Naves Romanas, de donde fue robado después de la II Guerra Mundial
FOTO: Beniculturali.it
20/10/2017
11:43
EFE
Roma
-A +A

El gobierno italiano informó hoy de la recuperación de varios restos arqueológicos procedentes de Estados Unidos, entre ellos parte de un mosaico que decoraba un barco del emperador romano Calígula, que fue robado del país tras la II Guerra Mundial y se localizó en manos de un particular.

Se trata de un fragmento en mármol con serpentina y pórfido del siglo II d.C que formaba parte del puente de mando de una de las dos naves de ceremonia del emperador que fueron encontradas en el fondo del lago de Nemi, a una veintena de kilómetros de Roma, entre 1928 y 1932.

El fragmento formaba parte del Museo de las Naves Romanas, de donde fue robado después de la II Guerra Mundial, explicó el Ministerio italiano de Culturaen un comunicado.

Había sido localizado en una colección privada de una ciudadana italiana residente en Estados Unidos y fue secuestrado por orden de un fiscal de Nueva York después de la petición hecha por los Carabineros italianos.

El ministro italiano de Bienes, Actividades Culturales y Turismo, Dario Franceschini, informó de que ese y otros bienes arqueológicos recuperados para Italia procedían de "excavaciones clandestinas o fruto de hurtos en nuestro país".

Franceschini ratificó que se trata mayoritariamente de "hallazgos numismáticos, libros antiguos y manuscritos".

Entre los objetos recuperados está una vasija del siglo IV, atribuida al artista Python, extraída clandestinamente de la región italiana de Campania (sur) a mediados de los años ochenta del siglo pasado y luego transportada a Estados Unidos para ser vendida al Museo Metropolitano de Nueva York.

Otra vasija realizada por el pintor Charmides en el siglo V a.C, estaba en una galería de arte de Nueva York, adonde había llegado a mediados de los ochenta procedente de la región italiana de Apulia (sureste) y se localizó su paradero en 2016.

La investigación que hizo posible la recuperación de las piezas se desarrolló entre las autoridades estadounidenses de Inmigración y Aduanas y el Comando de Carabineros para la Tutela del Patrimonio Cultural de Italia.

El ministro Franceschini informó de que todas las piezas recuperadas "serán recolocadas en sus respectivos lugares de procedencia, desde donde la actividad criminal los había sustraído".

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS